‘Superpeso’: Así le ha ido a la moneda durante el Gobierno de AMLO

El nivel promedio en el que ha fluctuado el peso mexicano a lo largo del periodo en el que ha gobernado el presidente Andrés Manuel López Obrador, el cual inició el pasado 1 de diciembre de 2018, es de 20.27 pesos por dólar, hasta el momento.

Cuando inició el periodo presidencial de AMLO, en 2018, el tipo de cambio se ubicaba en un nivel de 20.3055 pesos por billete verde. Durante la sesión de este jueves, la moneda nacional se situó en los 18.8465 pesos por dólar, lo que equivale a una apreciación de 7.85 por ciento en este lapso de tiempo.

El ‘sube y baja’ del peso: de la pandemia al 2023

Este avance responde a la coyuntura económica en la que va operando nuestra moneda nacional, pues el tipo de cambio es considerado como uno de los factores más sensibles ante eventos de carácter tanto internacional como nacional.

En el tiempo que va del gobierno de la 4T, encabezado por AMLO, la mayor volatilidad que ha registrado la divisa local ha sido durante la pandemia del COVID-19, la cual fue declarada como emergencia sanitaria el 31 de marzo del 2020.

Durante el año 2020, el nivel más alto que alcanzó el peso fue el 23 de marzo, donde se colocó en los 25.1350 pesos por dólar, mientras que el 14 de febrero tocó un mínimo de 18.5520 unidades por billete verde, de acuerdo con información del Banco de México.

Hasta el día de miércoles 11 de enero de 2023, el peso se ubicó en los 18.8465, rompiendo el piso de las 19 unidades por primera vez desde febrero de 2020, de tal forma que se encuentra 1.59 por ciento alejado del nivel más bajo que ha alcanzado el periodo presidencial de AMLO.

En lo que va de esta penúltima jornada bursátil de la semana, el peso sigue avanzando frente al dólar y ronda en las 18.8350 unidades por billete verde. Su impulso se debe a la expectativa de que la Fed moderará el ritmo de alzas en las tasas de interés, debido a que las cifras de inflación para la economía estadounidense se mantuvieron en línea al consenso del mercado.

Lo anterior, afecta la fortaleza del dólar y continúa dando paso a mayores ganancias para la divisa mexicana.