De ser ‘Malcolm el de en medio’ a piloto de NASCAR: así llegó Frankie Muniz a cumplir su sueño

Frankie Muniz, conocido principalmente por ser Malcolm, el protagonista de la serie de los 2000 «Malcom in the Middle», persiguió su sueño y el próximo febrero correrá como piloto por el campeonato de la Serie ARCA Menards, propiedad de NASCAR, que comenzará en el Daytona International Speedway.

En una entrevista a People, Muniz, de 37 años, dijo que fue su hijo, nacido en 2021, quien lo inspiró a perseguir su sueño de competir en una serie.

«Quiero que crezca viéndome alcanzar mis sueños y trabajar duro por algo que me apasiona, y el único mundo en el que siento que todavía tengo asuntos pendientes es el mundo de las carreras».

Pero ésta no es la primera vez que Muniz incursiona en el mundo de las carreras, en 2004 incluso ganó un torneo en Long Beach, y en el video que compartió en Instagram para anunciar la noticia, se aprecian imágenes de él cuando era adolescente hablando sobre su amor por los «autos rápidos».

En otra entrevista que le dio a la NASCAR en julio pasado, Muniz contó que creció en Raleigh, Carolina del Norte, a unas dos horas y media del Charlotte Motor Speedway, donde asistía a las carreras de NASCAR con su familia.

«Realmente no sabía cómo convertirme en piloto de carreras. Es como decir que quieres ser astronauta o algo así. Para mí, es como un trabajo de fantasía seguro».

En 2006, cuando «Malcom in the Middle» terminó, sus agentes comenzaron a buscar nuevas oportunidades para impulsar aún más su carrera de actor, que estaba en la cima gracias a la serie. Pero Muniz les dijo que había terminado, quería dedicarse a las carreras.

La incursión de Muniz en los deportes de motor comenzó con los monoplazas de rueda abierta. Compitió en el Campeonato de Fórmula BMW de Estados Unidos ese mismo 2006, luego pasó al Campeonato Champ Car Atlantic de 2007 a 2009.

Sin embargo, en 2010, cuando sólo faltaban dos carreras en su última temporada del Campeonato Champ Car Atlantic, donde ocupó el cuarto lugar en las posiciones, Muniz chocó en el giro de 180 grados llamado «ojo de cerradura» en el Mid-Ohio Sports Car Course.

Ese accidente le ocasionó la espalda rota y el pulgar izquierdo se le desprendió, el cual se le pudo volver a colocar, pero le ocasionó una limitación en la capacidad para agarrar cualquier cosa con firmeza durante un año y medio.

Ahora, 12 años después de ese accidente y de sumergirse en la serie con una prueba de manejo durante 2022, Muniz regresa a pilotear el Ford Mustang No. 30 para el equipo Rette Jones Racing el próximo 18 de febrero.