Clausuraron salón de fiestas en Nuevo León tras abuso sexual a un niño

Un niño sufrió abuso sexual en un salón de fiestas, el aparente agresor también sería menor de edad, pues tiene 13 años y habría sido empleado del establecimiento “Kiddo’s”. El 11 de enero, este lugar fue clausurado por no contar con los “requerimientos, permisos, ni el personal capacitado para su operación”, de acuerdo con Andrés Mijes, alcalde del municipio de Escobedo, Nuevo León.

Cabe señalar que el cierre de lugar ocurrió más de un mes después del abuso, el cual sucedió en noviembre.

“La seguridad y bienestar de las familias de Escobedo es lo más importante. Es por eso que esta tarde elementos de Protección Civil acompañados de personal de las direcciones de Comercio e Inspección y Vigilancia, clausuraron el salón de fiestas infantiles “Kiddo’s”, ubicado en Plaza Nia, ya que no cuenta con los requerimientos, permisos correspondientes, ni el personal capacitado para su operación.”

La narración de lo ocurrido la compartió la mamá del menor durante una transmisión de Instagram, entre las irregularidades, la educadora señaló que el lugar no contaba con cámaras de seguridad, pues solicitó las grabaciones después de que su hijo le compartiera lo sucedido.

Cuando la madre del niño confrontó al adolescente, este negó los hechos, pero su hijo sostuvo lo ocurrido (Instagram/@mommyletsplay.mx)Cuando la madre del niño confrontó al adolescente, este negó los hechos, pero su hijo sostuvo lo ocurrido (Instagram/@mommyletsplay.mx)

El abuso ocurrió dentro de una cabina o casita de juegos, la cual sólo estaba iluminada por luces neón y el resto estaba en completa oscuridad, pues la temática era de videojuegos. Durante la transmisión, Ivonne explicó lo siguiente:

“Marcelo se quedó ahí, esa parte no logro entenderla al 100, entonces me acerco y veo a Marcelo como inquieto, diferente, con la mirada perdida, salgo y me dice ‘Mamá, el muchacho me metió el pene a la boca’”

Además, la mamá del niño de 5 años relató que cuando salió del módulo de videojuegos, el menor se limpió la boca “con asco”.

Pese a estar en una situación de total aturdimiento por el impacto de lo ocurrido, la mujer fue a buscar a la mamá del festejado y le dijo que su hijo había subido, a pesar de tener al agresor frente a él, ella intentó que la situación no se volviera “un escándalo”.

Después, la madre del menor confrontó al sujeto que habría cometido la agresión, el aparente trabajador del salón de fiestas ahora clausurado argumentó que el niño estaba atragantándose y le metió el dedo a la boca para sacar el objeto. Al respecto, la influencer Ivonne se dijo indignada, ya que en caso de emergencia, el adolescente de 13 años no salió a pedir ayuda.

“Este tipo tiene 13 años, trabajando ahí en ese salón de fiestas después voy y lo enfrento y me dice nervioso ‘No, no es cierto’, en la conversación también estaba presente el menor que fue agredido y sostuvo nuevamente que le había introducido sus genitales a su boca”.

Posteriormente, la mujer le tomó fotografías y llamó a la policía, los agentes llegaron alrededor de 20 a 25 minutos después y levantaron los datos correspondientes. En su transmisión, la madre del menor agredido señaló que pasaron muchas horas para poder levantar la denuncia en la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León.

“Llegamos ahí y fueron horas llegamos a las 6:45 y salimos a las 3:30 de la mañana, ese día estaba lloviendo, hacía mucho frío, Marcelo no tenía hambre y empezó a arder en fiebre”, dijo. Mientras esperaban a ser atendidos, la mamá del aparente agresor de 13 años argumentó que su hijo no era así y “era bien tranquilo”. Cabe señalar que el joven señalado por abuso estuvo arrestado y tendrá atención psicológica tras lo ocurrido.

Después de levantar la denuncia, al niño le hicieron un estudio físico en el que se determinó que no había daño en genitales ni había restos de semen en la boca, al día siguiente le hicieron un examen psicológico que arrojó resultados positivos, de acuerdo con Ivonne, la madre del menor.

Entre comentarios de la transmisión en vivo se pudo leer la espuesta de Mariana Cantú, quien está casada con Samuel García, el gobernador del estado de Nuevo León:

“Me duele en el alma escucharte, es mi pan de todos los días, cuando quiero castigar a un agresor de los cientos de niños que llegan abusados sexualmente a Capullos… no procede nada por que o el tema sexual no fue ‘suficiente’ o ‘mucho’ o el tema de los golpes tarda menos de dos semanas en sanar…. Te invito a ir juntas a tratar de hacer una iniciativa de ley que cambie esto… que las autoridades correspondientes de la fiscalía actúen ante estas situaciones….”