Los glaciares de Groenlandia se están derritiendo más rápido de lo que se creía: hasta 100 veces más de lo estimado

Un grupo de investigadores ha revelado en un nuevo estudio que los glaciares de Groenlandia se están derritiendo 100 veces más rápido de lo que se había calculado hasta ahora.

Para poder obtener esta conclusión, se utilizó una nuevo modelo, publicado en la revista Geophysical Research Letters, que considera la interacción entre el hielo y el agua en los fiordos (un valle excavado por la acción erosionadora de un glaciar que fue invadido o inundada por el mar).

Según esta nueva representación matemática, permite mostrar cómo el hielo se devora en las caras verticales en los extremos de los glaciares en Groenlandia. La diferencia está en que hasta ahora, se habían utilizado los modelos desarrollados para la Antártida, donde los bloques de hielo flotan sobre el agua del mar, en una configuración diferente.

De acuerdo con Kirstin Schulz, autora principal de este nuevo estudio, del el Instituto Oden de Ingeniería y Ciencias Computacionales de la Universidad de Texas en Austin, «cada vez hay más pruebas de que el enfoque tradicional produce tasas de derretimiento demasiado bajas en los frentes verticales de los glaciares de Groenlandia«.

En este estudio, se revela que los investigadores ya sabían que tratar de entender los glaciares del Ártico con la información de la Antártida no era una combinación perfecta.

Sin embargo, es complicado acercarse a los bordes de los glaciares en Groenlandia, pues están situados en los extremos de los fiordos donde el agua caliente retira el hielo. Esto deriva en «dramáticos eventos» de desprendimiento, donde trozos de hielo del tamaño de edificios desmoronan al agua sin aviso, creando mini tsunamis en el proceso.

El impacto de los glaciares derretidos para el planeta

Por otro lado, investigadores dirigidos por la oceanógrafa física Rebecca Jackson de la Universidad de Rutgers han usado barcos robóticos para acercarse a los acantilados de hielo, en LeConte de Alaska, así como en Kangerlussuup Sermia de Groenlandia.

En sus mediciones encontraron que los modelos basados en la Antártida subestiman el derretimiento de los glaciares «enormemente«, y tiene un impacto directo en cómo entendemos el planeta, ya que la capa de hielo de Groenlandia es importante para el aumento del nivel del mar, pues contiene suficiente agua para elevar su nivelhasta en seis metros.

Además, los análisis del nuevo modelo, consideran los datos más recientes de misiones cercanas a los glaciares, así como una comprensión más realista sobre cómo las caras escarpadas y parecidas a acantilados de los glaciares impactan en la pérdida de hielo, mostrando el derretimiento más acelerado.

Con esta información, detalla Schulz, se podrán predecir mejor las tendencias asociadas con el cambio climático, y serán útiles para mejorar los modelos climáticos actuales.