Esta playa de México tiene tanta materia fecal que no es apta para vacacionar, y no, no está en Acapulco ni Cancún

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), ha revelado cuál es hasta ahora la playa que no es apta para vacacionar al tener más materia fecal de la establecida en los límites sanitarios.

En específico se trata de la playa Rosarito II, ubicada en Baja California, misma que según la Comisión, rebasó los márgenes de 200 enterococos por cada 100 ml de agua, llegando a los 650 enterococos por cada 100 ml de agua, determinándose como no apta por la concentración del microorganismo encontrado durante los análisis.

En total, se han analizado las aguas de mar de 259 playas hasta ahora, quedando 258 de ellas aptas para su uso recreativo. Sin embargo en el caso del Rosarito se determinó la calificación prohibitiva para prevenir posibles riesgos a la salud.

Adicionalmente, la Cofepris detalla que aún faltan por darse a conocer los muestreos de las 31 playas de Guerrero. De estas, en 2021 tres de ellas se catalogaron como no aptas para vacacionar, y en Semana Santa una de ellas se acercó al límite permitido, Principal en Zihuatanejo, colocándose como una de las menos limpias del país.

El peligro de los enterococos en las playas

Recordemos que estos muestreos buscan enterococos faecalis, una bacteria que normalmente se encuentra en las heces, pues está presente en los intestinos de los seres humanos.

Además, pueden vivir en el mar, al ser resistentes a concentraciones de sales y ácidos, acabando frecuentemente en sistemas de alcantarillado deficiente, así como en la descarga de aguas residuales, muchas de las cuales terminan llegando al mar.

Entre sus efectos se encuentra la conjuntivitis, además de enfermedades respiratorias y gastroenteritis, aunque también pueden provocar infecciones urinarias, meningitis y hasta respuestas extremas del cuerpo ante infecciones, como la sepsis.