Cómo comenzó el pleito entre Samuel García y Adán Augusto López

El secretario de Gobernación del Gobierno federal, Adán Augusto López, y el actual gobernador de Nuevo León, Samuel García, recientemente protagonizaron un pleito que no se ha detenido, pues los políticos siguen enviando ofensivas al otro.

Fue durante la noche del pasado miércoles 19 de octubre que García Sepúlveda escribió a través de Twitter que no quería irse a dormir sin antes responderle al secretario de Estado sus “ataques y descalificaciones”.

No obstante, al principio del pleito no sólo se vio envuelto el mandatario de Nuevo León, pues todo comenzó con un ataque frontal del exgobernador de Tabasco hacia los gobiernos estatales de partidos como Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano.

¿Cómo comenzó el pleito?

Fue el pasado lunes 17 de octubre que el titular de la Segob se reunió con fuerzas políticas de todos los colores, pertenecientes al Congreso de la Ciudad de México para promover y dialogar sobre la reforma que busca permitir la permanencia de Ejército al frente de la seguridad interior hasta 2028.

Y es que, de acuerdo con declaraciones del mismo funcionario, éste se encuentra en una gira a lo largo del país para visitar los congresos locales con el fin de convencer a legisladores de aprobar la reforma constitucional, por órdenes de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Fue en reunión con el Congreso capitalino que el encargado de la gobernabilidad interior arremetió contra los gobiernos estatales de Jalisco, Guanajuato y Michoacán, al sostener que cuando escucha “baños de sangre”, automáticamente piensa en dichas entidades.

Además, en dicho espacio aseguró que las Fuerzas Armadas han cumplido la función de suplir a policías estatales como la Fuerza Civil nuevoleonesa que “utilizan para que estén de guardias en el Oxxo”, reprochó.

Fue así que, ante las declaraciones del aspirante a la presidencia de México, el gobernador regiomontano reviró en su contra a través de un hilo de Twitter donde defendió a su policía estatal.

Nuestra Fuerza Civil es por mucho la mejor policía de México, por eso en Nuevo León nos sentimos profundamente agradecidos y orgullosos de todos ellos y ellas, que todos los días ponen en riesgo su vida para cuidar de nosotros”, redactó el emecista.

García Sepúlveda afirmó que la policía del estado que gobierna es una “policía de élite” y la mejor preparada de México, así como la mejor armada y la que tiene mejores prestaciones. Además, aseguró que la Fuerza Civil se está enfrentando a los criminales y poniéndolos tras la rejas.

Sin embargo, ahí no se quedó el asunto, pues Adán Augusto López Hernández volvió a lanzarse a la ofensiva el pasado miércoles 19 de octubre, aunque ahora directamente contra el exsenador por Movimiento Ciudadano, a quien llamó hipócrita.

“El gobernador actúa con hipocresía y con egoísmo. ¿Saben cuántos elementos de policía estatal hay en Monterrey y la zona metropolitana? Ahí se llama Fuerza Civil, hay mil 287 policías que en realidad no prestan servicios de seguridad pública, porque lo que hacen es prestar servicio de vigilancia a empresas privadas”, reviró el secretario.

“Al señor gobernador se le hace fácil levantar el teléfono, porque no es capaz ni de mandar un oficio, y pedir que le manden más elementos de la Guardia Nacional”, criticó.

Fue así que antes de irse a dormir, la noche del pasado miércoles Samuel García respondió de nueva cuenta, ahora con un tono molesto. “No me quiero ir a dormir sin responderle, señor secretario, Adán Augusto: no entiendo de dónde vienen sus ataques y calificativos hacia mí. No le voy a responder igual, de mí lo único que ha recibido y seguirá recibiendo es respeto”.

Samuel le aclaró al tabasqueño que en Nuevo León no hay mil 287 policías, sino más de 6 mil 567 de la Fuerza Civil, más de 7 mil en la Zona Metropolitana de Monterrey y mil 152 policías rurales.

Y por su fuera poco, ahí no murió el tema, pues Adán Augusto volvió a rematar contra el regiomontano, ahora desde su entidad natal, Tabasco, en donde señaló que los tabasqueños son más inteligentes.

“Nos dirán, ‘pues Tabasco es un estado pequeño, dos millones 400 mil habitantes’. Los del norte dicen que no le aportamos gran cosa a la federación, porque para empezar, no sabemos trabajar, que los esforzados y los trabajadores son ellos”, adelantó.

“Pues lo que no saben es que nosotros somos mucho más inteligentes que ellos, y quienes se precian de ser inteligentes pueden hacer las cosas con menor esfuerzo, mejor y de mejor manera”, aseguró.