Andy, hijo de AMLO, quiere ser presidente de México en 2030, según Carlos Loret de Mola

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció hace meses que tiene un testamento político, escrito por él mismo, en el que respetuosamente sugiere quién podría ser su sucesor para evitar la ingobernabilidad en el país.

Luego de someterse a un cateterismo, el domingo 23 de enero López Obrador publicó un video en el que dio a conocer la existencia de un documento escrito por él para garantizar el rumbo del país en caso de no estar en posibilidades de continuar su sexenio.

Hice una recomendación respetuosa porque la Constitución establece un procedimiento para el presidente sustituto, sin embargo, son momentos delicados y apunté sobre cómo veía yo el futuro, cómo podría ser la vida pública hacia adelante”, dijo el presidente luego de someterse a un cateterismo y aseguró que tenía la responsabilidad de actuar previendo todo, cualquier circunstancia.

De acuerdo con el periodista Carlos Loret de Mola, el círculo cercano del jefe del Ejecutivo sabe que ese testamento, escrito a mano por el tabasqueño, dice que el heredero político es su hijo Andrés Manuel López Beltrán, al que todos conocen como “Andy”.

“El hijo de López Obrador se ha dedicado a la política, trabaja para el gobierno de su papá y quiere ser presidente de México en el 2030. “Claudia primero, él después”, es lo que repiten como mantra. Lo anhela el presidente, lo quiere el hijo, lo aceptan sus hermanos, lo saben sus cercanos y prácticamente todos los que pesan en el entorno de AMLO lo tienen asumido”, dijo el periodista en su columna de este jueves.

De sus tres hijos mayores, Andrés es quien posee mayor vocación política y por años ha estado detrás de la carrera política de su padre, en cuyo gobierno se ha vuelto un operador de temas centrales.

De acuerdo con Loret de Mola, “Andy” tiene influencia para designar puestos relevantes, y puso como ejemplo el nombramiento reciente de Antonio Martínez Dagnino, uno de sus grandes amigos, en la estratégica jefatura del SAT, a la que el comunicador considera una posición siempre codiciada para cualquier campaña electoral.

Además de ayudar a colocar funcionarios, el hijo de AMLO negocia con empresarios, abre y cierra el acceso a su padre en Palacio Nacional. Incluso ha sido interlocutor con el gobierno de Estados Unidos, señaló el comunicador.

Expuso que a Andrés Manuel López Beltrán se le considera el más listo de los hermanos y desde luego es más cuidadoso que José Ramón, quien además de verse envuelto en el escándalo de La Casa Gris, ha dejado ver en sus redes sociales un estilo de vida que rompe el discurso de austeridad que presume el presidente López Obrador.

Loret de Mola señaló que aunque Andrés es más discreto, no ha estado exento del ojo público, pues se le han detectado viajes a Europa, alguno de ellos reciente, acompañado de un popular chef y restaurantero.

Lo que dijo AMLO sobre su testamento político

Tras someterse a un cateterismo, AMLO aseguró que “no debe de extrañar” su testamento político

El hackeo a Sedena por parte del colectivo Guacamaya dejó al descubierto los informes del Ejército sobre el estado de salud del presidente de la República, quien padece de una angina de pecho y según reportes de enero pasado, el mandatario requirió ser hospitalizado.

López Obrador reconoció a finales de septiembre que esa información es verdadera, pero destacó que no había nada que ocultar porque todo era de conocimiento público.

El lunes 24 de enero de este año, López Obrador afirmó que desde hace algún tiempo posee un testamento, sin embargo, ya siendo presidente, decidió añadir un texto: “que tiene el propósito de que en el caso de mi fallecimiento se garantice la continuidad en el proceso de transformación y que no haya ingobernabilidad, que las cosas se den sin sobresaltos” comentó.

Durante esa conferencia mañanera el presidente no quiso abundar sobre el contenido del documento.

“No puedo dar más detalles porque entonces irían a las notarías y ya no sería testamento”.

Finalmente, el titular del Ejecutivo aclaró que los médicos le aseguraron que su estado de salud es óptimo y le garantizaron que puede realizar sus labores con normalidad, situación que refrendó a finales de septiembre, al responder a las filtraciones de Guacamaya Leaks.