Cómo hacer atole de nalga, la tradicional bebida de Día de Muertos

La gastronomía mexicana es tan variada que la mayoría de los estados del país tienen un platillo o bebida típica de su región, tal es el caso de Veracruz, un lugar lleno de cultura, costumbres y deliciosos manjares.

El Día de Muertos es una de las tantas celebraciones mexicanas en las que los más ricos alimentos salen a relucir y las costumbres prehispánicas se reviven para festejar nuestra identidad cultural.

Veracruz es un estado que tiene gran variedad de platillos y bebidas típicas para celebrar a los muertos, entre ellos el atole, pero el común no, sino de nalga, un nombre que causa intriga pero no tiene nada que ver con los ingredientes.

El atole de nalga es una bebida tradicional mexicana de Día de Muertos poco conocida, que nació en la comunidad de Tolomé y está hecho a base de maíz negro o azul, chocolate, canela y piloncillo.

Su nombre se debe a que al desmolarlo se asimila a una nalga, ya que se debe dejar enfriar en un tazón profundo y al final queda con una textura como de gelatina, pero su sabor no se parece a dicho postre.

Cómo hacer atole de nalga

Ingredientes

– 1 kilo de maíz negro o azul

– 2 rajitas de canela

– 1 cono de piloncillo

– 1 tabla de chocolate.

– 3 litros de agua

Modo de preparación

1. Remojar el maíz en agua por tres días a temperatura ambiente

2. Una vez que pase este tiempo, el maíz se debe licuarse por tandas

3. La masa se debe colar dos veces con una maya fina y luego en manta de cielo hasta que quede completamente líquido

4. Agregar la masa líquida a una olla, si es necesario se debe agregar más agua y cocinar a fuego bajo sin dejar de mover

5. Agregar la raja de canela, el piloncillo y la tabla de chocolate

6. Cuando el atole haya espesado lo suficiente se debe apagar el fuego y servirlo en tazones hondos, dejándolos en reposo toda una noche

7. La mezcla se hará como una especie de gelatina, así que se debe desmoldar sobre un plato y list

En Veracruz existe otro manjar con un extraño nombre, que son los tamales de pedo, que también forman parte de la tradición del Día de Muertos de la región y aunque su nombre no es el más apetecible, sus ingredientes sí lo son.

Las semillas son el principal elemento en la ofrenda de los pueblos indígenas y en la elaboración de este tamal, se integran algunas como: maíz, frijol y calabaza pipiana, lo que se conoce como pepita verde.

Cómo hacer tamales de pedo

– 1 kilo de nixtamal o masa para tamales

– 1 cuarto de kilo de pepita verde

– Medio kilo de frijol negro

– 5 hojas de acuyo, es decir, hoja santa, cortadas en partes

– 1 manojo de hoja de plátano para 20 tamales

– 150 gramos de manteca

– Medio litro de caldo de pollo

– 2 cebollas

– 3 dientes de ajos

– Sal al gusto

– 50 gramos de chile chipotle

– 1 kilo de jitomate

– Aceite

Modo de preparación

1. Lo primero es limpiar y lavar los frijoles para después cocerlos una olla con agua, ajo, cebolla en dos trozos y sal al gusto. Al final los frijoles se deben dejar escurrir

2. Tostar la pepita, los ajos y un trozo de cebolla en un sartén con aceite caliente, para luego licuar todo con el caldo de pollo

3. Se hierven los chiles y el jitomate, se muelen en la licuadora y se les añade una pizca de comino

4. Calentar aceite en una cazuela, depositar y sazonar la pasta del pipián de 1 a 2 min, moviendo constantemente para evitar que se queme. Se debe poner la salsa de chipotle y se continúa moviendo por 10 minutos

5. Al final, se agregan los frijoles a la salsa, previamente escurridos y se dejan hervir

6. Después de debe mezclar la masa con la manteca, agregar poco menos de un cuarto de taza de agua y sal al gusto, se bate constantemente, evitando que se aguade

7. Las hojas de plátano se cortan en tramos de 15 x 15 cm, y se ponen al fuego para ablandar la hoja y evitar se trocen al envolver

8. Se coloca la hoja sobre una base plana y se añade una porción de la mezcla de masa, extendiendo sobre la hoja como si fuese una tortilla

9. Con una cuchara se debe poner la salsa de pipián con frijoles al centro de la masa, se agrega un trozo de hoja santa y se envuelve

10. Al tener todas las piezas, los tamales se ponen en una vaporera con un poco de agua, y se cosen durante tres cuartos de hora