Gracias al apoyo municipal el joven Patricio Alvarado Santoy de 15 años, ha podido demostrar que es un deportista talentoso

 Con un futuro prometedor frente a sus ojos, Patricio Alvarado Santoy, también conocido como “Pato” está cada vez más cerca de alcanzar su sueño: convertirse en un jugador profesional de béisbol.

   Debido al apoyo brindado por el Municipio, la joven promesa de 15 años, que habita en la colonia 10 de Marzo, ya forma parte de las fuerzas básicas, como pitcher de los Sultanes de Monterrey.

    “Pato” fue detectado a través del Programa de Identidad Urbana que desde hace meses fue implementado por la Secretaría de Seguridad y Protección a la Ciudadanía.

    El programa va dirigido a jóvenes que presentan conductas de alto riesgo y que se encuentran en situación de vulnerabilidad, en parte, por el entorno en el que se desarrollan. 

     Esta iniciativa de la Dirección de Protección Ciudadana, tiene la finalidad de prevenir la reiteración de conductas antisociales a través del arte, deporte, cultura y la concientización participativa.

    Entre las actividades de este programa, se realizó una convivencia con el Presidente Municipal, Luis Donaldo Colosio; quien conoció a “Pato” y le ofreció su apoyo para seguir preparándose.

    “Nunca me imaginé conocer al Alcalde y pues aquí estuvo en la casa, y me dijo que le eche muchas ganas”, mencionó visiblemente emocionado el joven beisbolista.

    En esa convivencia, el Presidente Municipal le regaló una mochila, unos guantes y unos tenis para entrenar en este deporte, el cual se ha practicado desde que tenía 9 años de edad.

    El joven regio, que lanza a una velocidad similar a la de un profesional, lleva el béisbol en la sangre, pues desde que nació ha tenido contacto con este deporte gracias a su abuelo Juan Antonio, quien a sus 74 años aún lo practica.

     Además, su hermana Bárbara, de 12 años, también ha competido en torneos a nivel nacional.

“Pato” reveló que uno de los jugadores que más admira es José Cardona, de los Sultanes de Monterrey, a quien observa en ocasiones durante de los entrenamientos.

    A pesar de que en su colonia el deporte que predomina es el futbol, “Pato” compartió que cuenta con todo el apoyo de sus amigos y familias para seguir sus sueños en el mundo del béisbol.

   “Ahora todos se apoyan y conviven, aunque la colonia es conflictiva, desde que llegaron los de Prevención ya casi nadie se pelea”, explicó “Pato”, “así conocí a los del Municipio, porque primero nos invitaron a hacer murales y también me gusta mucho hacer murales”.

    Dijo que está muy agradecido con el programa porque ha aprendido muchas cosas, entre ellas a cuidarse más, porque no se puede permitir que le pase algo malo en el brazo; ya que perdería toda su oportunidad de destacar en lo que más le gusta hacer.

     “Pato” envió un mensaje a todos aquellos que tienen un sueño, pero que tienen dudas de poder conseguirlo, les recomendó esforzarse todos los días; y añadió que en su caso particular su motivación y principal ilusión es sacar adelante a su familia.

    Por su parte el Presidente Municipal, Luis Donaldo Colosio, subrayó la importancia de impulsar a todos aquellos jóvenes que sólo necesitan un ligero empujón para seguir la ruta correcta que les permita alcanzar sus metas y objetivos.

    “Este morro tira la pelota a 120 kilómetros por hora, es una cosa impresionante”, explicó el Edil, “a través de este programa conseguimos una oportunidad con los Sultanes de Monterrey, y el día de hoy ya está jugando para las fuerzas básicas”.

   De esta manera queda demostrado que sí se puede y de que Pato es un vivo ejemplo de que los sueños se pueden cumplir…