Exige Sandra Pámanes sesiones presenciales y retirar reja metálica

La vicecoordinadora de la Bancada Naranja, Sandra Pámanes, presentó un punto de acuerdo para solicitar a la Comisión de Coordinación y Régimen Interno (COCRI) que, gracias a la baja de contagios por COVID-19, las sesiones híbridas en el Congreso del Estado se den por concluidas.

Asimismo, para solicitar que se elimine la reja metálica que fue instalada afuera del recinto del Pleno, por considerar que es una infraestructura que afecta el acceso de los ciudadanos que desean presenciar el trabajo legislativo.

“Las sesiones tienen que ser 100 por ciento presenciales por parte de los diputados, que se elimine la posibilidad de que las sesiones sean híbridas, y que esto solo se dé con la justificación de cuando haya un asunto médico”, dijo Pámanes.

“Nosotros como Poder Legislativo no podemos quedar exentos y tenemos que cumplir al 100 por ciento de nuestra presencia a cada una de las sesiones”.

La vicecoordinadora comentó que, al retirar la reja metálica, y regresando a las sesiones presenciales, se cumple con uno de los 10 elementos que distinguen a un Parlamento Abierto, el cual tiene que ver con accesibilidad y difusión.

El modelo de Parlamento Abierto, refirió Pámanes, está respaldado por el Congreso de la Unión, que fomenta la participación ciudadana y la rendición de cuentas, datos abiertos y no propietarios, la accesibilidad y la difusión, así como legislar a favor de un gobierno abierto, entre otros elementos.

“Ya sea por cuestión administrativa o por situación de salud, desgraciadamente el Congreso se ha vuelto una muralla para los ciudadanos”, indicó la legisladora.

“Es por ello que se deben realizar acciones y cambios para que los ciudadanos tengan un involucramiento mayor hacia las actividades y reformas que pretendan mayores beneficios hacia la comunidad de Nuevo León”.