EE.UU.: Sentencian a cadena perpetua a una vegana tras la muerte de su hijo por inanición

Sheila O’Leary, una estadounidense vegana, fue condenada a cadena perpetua por la muerte de su hijo de 18 meses, que fue alimentado solo con frutas, verduras y leche materna y sufría de grave desnutrición, informa este martes Fox News.

Cuando murió, el 27 de septiembre de 2019, el bebé pesaba 7,7 kg, mientras que el peso promedio para un niño de su edad es de 10,8 kg.

La madre recibió la sentencia tras ser declarada culpable de asesinato en primer grado, a lo que se sumaron cargos por abuso infantil agravado, homicidio agravado, abuso infantil y negligencia infantil. 

Ryan O’Leary, el padre del niño muerto, se enfrentará también a un juicio a finales de año. A principios de este agosto se presentaron contra él otros cargos por agresión sexual a una víctima menor de 12 años y conducta lasciva y obscena hacia una víctima menor de 12 años, según el diario New York Post.

Los fiscales declararon que el infante murió por «complicaciones derivadas de una grave desnutrición y deshidratación». Según la jefa de la Unidad de Víctimas Especiales de la Oficina del fiscal de Fort Myers (Florida, EE.UU.), Francine Donnorummo, el bebé no comía y «lo mataron de hambre a lo largo de más de 18 meses».

Los otros tres hijos de la pareja, de 11, 5 y 3 años, también fueron víctimas de abuso infantil y negligencia extrema, informan las autoridades.