Exige Tabita Ortiz garantizar parques y bosques urbanos

La diputada Tabita Ortiz, de Movimiento Ciudadano, presentó una iniciativa de Ley de Bosques y Parques Urbanos, mediante la cual, se espera incrementar la masa arbórea en la entidad.

La propuesta consiste en una nueva Ley con 33 artículos, en la que se incluye la obligatoriedad de decretar anualmente varios parques y bosques urbanos, así como involucrar a las empresas más contaminantes a que colaboren con la donación de árboles para mitigar la contaminación.

“Al revisar las tendencias ambientales actuales, se hace evidente que las grandes ciudades están apostando por los parques y bosques urbanos”, dijo la legisladora.

“Existen ya múltiples estudios que avalan la importancia de las masas arbóreas urbanas para reducir la contaminación y el calor, además de fortalecer el ciclo del agua y prevenir inundaciones”.

La diputada explicó que desde el 2005, la UANL ya sugería aprovechar cauces de ríos, parques públicos, parques deportivos, parques industriales, camellones, banquetas y polígonos en desusos para llenarlos de árboles porque “el arbolado juega un papel vital en la producción de oxígeno, además de absorber gases de efecto invernadero y atrapar partículas contaminantes en su follaje. Es importante que cambiemos el paradigma de desarrollo urbano en la entidad para darle a las grandes masas arbóreas la importancia que merecen”.

Y es que Monterrey es una de las ciudades más contaminadas de América Latina, además de padecer una sequía crónica y agravada en los últimos tiempos, por lo que la generación de masa arbórea ayudaría a mitigar la problemática, afirmó Ortiz.

Cabe destacar que la iniciativa incluye la obligación del Estado de decretar varios parques o bosques urbanos anualmente.

También busca otorgar presupuesto para los Municipios a fin de garantizar el cuidado de las nuevas áreas verdes. 

Asimismo, busca la obligatoriedad para que exista una mayor transparencia en las donaciones de árboles y prohibirá que las áreas de cesión Municipal se vendan para convertirse en otra cosa que no sean parques o pequeños bosques urbanos.