Los Tigres del Norte amenizarán la fiesta de “El Grito” bajo el llamado de “pobreza franciscana” de AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) volvió a refrendar su compromiso con su nueva bandera de “pobreza franciscana”, con la cual no hará excepciones ni aún tratándose de la fiesta del 15 de septiembre, fecha en la que se conmemora la Independencia de México.

Y es que el mandatario adelantó durante su conferencia de este 03 de agosto que ya están ahorrando para dar el grito.

“Estamos ahorrando porque la pobreza franciscana alcanza para que haya alegría y felicidad. Además es un día histórico”, aseguró.

Al parecer, el gobierno federal ya comenzó a planear la tradicional fiesta de independencia, pues el mandatario adelantó que durante la ceremonia del grito “habrá invitados muy especiales”, mismos, que de acuerdo con el presidente, son familiares de luchadores sociales de todo el mundo.

“Voy a invitar a familiares de luchadores sociales del mundo, bueno, ya invité (y así voy a invitar a otros) al hijo de Martín Luther King, y a su familia. Son ejemplares, es una familia de lo mejor, defensores de los derechos civiles”, reveló.

Además, dentro de los pormenores brindados por López Obrador, se anunció que el jolgorio nacional estará ambientado por el grupo de música regional más conocido de Mexicali, Baja California: Los Tigres del Norte, banda que ya se ha convertido en un clásico durante las conferencias de prensa del mandatario mexicano.

De acuerdo con la breve descripción del itinerario del evento, el 15 de septiembre, a las 20:00 horas, se llevará a cabo el sorteo especial. Una hora después, la plaza del Zócalo de la Ciudad de México se abrirá para comenzar con el evento en donde el presidente López Obrador dará el Grito de Independencia. Finalmente a las 22:00 horas comenzará la música.

La “pobreza franciscana”

A finales de julio de este año, el presidente de la República anunció que exhortaría a los colaboradores de su partido, Movimiento Regeneración Nacional (Morena), para acatar las medidas de austeridad y evitar “despilfarros” dentro de su gobierno.

Y es que una de sus banderas de campaña y gobierno fue “la austeridad repúblicana”, misma con la que el presidente asegura que se han recabado más de 2 billones de pesos desde 2018.

Sin embargo, el mandatario aseguró querer pasa a una “fase superior” y durante la conferencia de prensa del pasado 28 de julio, que el jefe del Ejecutivo anunció que su administración pasará de la austeridad a la “pobreza franciscana”.

Vamos a pasar de la fase de la austeridad republicana a una fase superior que es la de la pobreza franciscana, porque tengo reunión mañana con el Gabinete y vamos a llevar a cabo medidas de austeridad adicionales”, mencionó.

Entre las medidas que destacó para seguir “manteniendo los ahorros” y no adquirir deuda externa, son evitar los viajes al extranjero y reducir viáticos.

“Para seguir manteniendo ahorros, para seguir sin deuda, sin aumentar impuestos, sin aumentar el precio de la gasolina, la formula es sencilla: cero corrupción y austeridad para liberar fondos para el desarrollo”, precisó el pasado 27 de julio.