Deportes Nacional

Cayeron 15 personas por “revender” boletos del partido entre Pumas y Monterrey; seis eran menores de edad

La afición de los mexicanos por el fútbol ha propiciado que, cuando se escasean los boletos para los partidos, busquen la manera de comprar entradas sin importar su precio o si son “revendidas”; sin embargo, durante estas acciones algunas personas han caído en flagrancia.

Y es que previo al encuentro entre Pumas y Monterreyen la sexta jornada del torneo Apertura 2022, celebrado el pasado domingo 31 de julio en el Estadio Olímpico Universitario (alcaldía Coyoacán), se logró la detención de 15 personas que presuntamente habían participado en la reventa de boletos.

Las aprehensiones fueron llevadas a cabo por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la CDMX. Estas acciones fueron parte del operativo “Estadio Seguro”, en el que se desplegaron más de 2 mil efectivos con el apoyo de 149 vehículos estacionados en las inmediaciones y al interior del recinto deportivo.

Si bien las detenciones se efectuaron en diferentes actos, se comprobó que del total de los detenidos, al menos seis eran menor de edad, quienes supuestamente ofrecían a los aficionados boletos a precio de reventa. De igual manera, como resultado de estas medidas se lograron asegurar 17 entradas, detalló la SSC a través de un comunicado.

Posteriormente, los unformados realizaron un cruce de información en la base de datos de dicha dependencia y tuvieron conocmiento de que cuatro de los presuntos implicados contaban con antecedentes por las mismas razones: reventa de boletos en distitntos partidos de fútbol (posiblemente de la Liga MX), por lo que en diversas ocasiones se tuvieron que presentarante el Juez Cívico.

De acuerdo con la SSC, esa fue la única acción anormal durante el encuentro entre los felinos y los rayados, el cual terminó con un empate de 1 a 1, con anotaciones de Jerónimo Pizarro para el conjunto de los Pumas al minuto 44. El gol de la escuadra dirigida por Víctor Manuel Vucetich estuvo a cargo de Nicolás Freire durante el tiempo de compensación de la primera mitad.

Más detenidos en el debút de Dani Alves

El pasado miércoles 27 de julio fue una fecha de suma importancia para los Pumas de la UNAM, pues fue el debut del brasileño Dani Alves, quien portó la camiseta con el número 33 y jugó como volante contra el conjunto de Mazatlán FC, en lo que fue la jornada 5 del campeonato.

Las expectativas por su llegada al futbol mexicano eran tan altas que el estadio Olímpico Universitario tuvo una entrada de más de 35 mil asistentes. Y, como era de esperarse, no pudieron faltar los famosos “revendedores” que ofrecían boletos a precios superiores a los autorizados.

Fue así que efectivos de la SSC desplegaron mil 687 uniformados para resguardar la integridad física de los asistentes. Durante las acciones de supervisión, detectaron que un grupo de personas estaba presuntamente propiciando la reventa de entradas.

Tras una revisión, se logró la detención de 31 personas por supuestamente revender los boletos, entre las cuales había siete menores de edad. Asimismo, se aseguraron 65 entreadas y los implicados fueron presentados ante el Juez Cívico para determinar la sanción correspondiente.

El precio de las entradas para dicho encuentro iba desde los 140 hasta los 610 pesos, dependiende de la zona elegida. La más económica era la Cabecera Norte, mientras que los asientos de platea, ubicados entre la planta baja y los palcos, eran los más caros. El partido terminó con un empate de 1 a 1.