Pide Sandra Pámanes atender y castigar vía civil y penal la violencia vicaria

La Vicecoordinadora del Grupo Legislativo Movimiento Ciudadano (GLMC), Sandra Pámanes, presentó una iniciativa para modificar diversas leyes en materia de violencia vicaria.

Pámanes explicó que la violencia vicaria es aquella en la que una persona violenta a un familiar, principalmente hijos e hijas, para hacer sufrir a su pareja o ex pareja, por lo que urge su tipificación en la entidad.

Y para combatir esta situación, indicó la legisladora, se propone modificar la Ley de Prevención y Atención Integral de la Violencia Familiar, la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, así como el Código Civil y el Código Penal de Nuevo León.

La iniciativa busca que las sanciones por el delito de violencia vicaria sean de dos a ocho años de prisión.

“En los últimos años se ha hecho presente la violencia vicaria que es la más cruel y despiadada porque causa un daño irreparable y destruye no solo a la mujer, sino también a los hijos e hijas”, advirtió la Vicecoordinadora.

“Es a la mujer a la que se quiere dañar y el daño se hace a través de terceros (…) El maltratador sabe que dañar, asesinar a las hijas e hijos, es asegurarse de que la mujer no se recuperará jamás. Es el daño extremo”.

Pámanes indicó que, en este tipo de casos, el 92 por ciento de los agresores cuentan con recursos que les permiten favorecerse durante los procesos legales, que impiden a la víctima el acceso inmediato a la justicia, logrando incluso fallos a favor.

La Diputada detalló que existen estados en donde ya está tipificado el delito de violencia vicaria, por lo que Nuevo León no se puede quedar atrás.

Tal es el caso de Zacatecas, Hidalgo y Yucatán.

Pámanes puntualizó que los casos de violencia familiar son un reflejo de la urgencia para tipificar la violencia vicaria.

Cifras de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León indican que durante el 2019 se registraron 16 mil 339 denuncias por violencia familiar, mientras que para el 2020 se reportaron 17 mil 940, y para el 2021, fueron 21 mil 029 reportes.

Para el año en curso, en el periodo enero-junio, se han registrado 11 mil 133 denuncias por violencia familiar.

“Es importante continuar protegiendo el círculo familiar, ya que se pueden desatar nuevas modalidades de violencia, sin importar el miembro de la familia, por lo que es de reiterar que se debe seguir el ejemplo del Estado de Hidalgo, donde aplica de manera general, protegiendo el principio de igualdad entre las mujeres y hombres como posibles víctimas”, comentó la Diputada.