Local Nacional Politica

Ante crisis de agua, López Obrador anuncia que ya no se darán concesiones

Ante la crisis de abasto de agua por la que atraviesa el norte del país, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que su gobierno ya no entregará más concesiones para su explotación.

“Conagua ya no va a dar, otorgar concesiones, pero tiene que ver con las autoridades municipales, estatales, que cuiden estos recursos, que no pase lo que sucedió en la Laguna, ya eso no se puede repetir”, dijo este lunes.

El viernes pasado, en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se publicó el «Decreto por el que se establece el plan de acción inmediata para atender la emergencia por el desabasto de agua potable para uso público urbano y doméstico en los municipios afectados por baja disponibilidad en sus fuentes de abastecimiento y por sequía en el estado de Nuevo León», en el que se declaró como un asunto de seguridad nacional la crisis en ese estado y se ordenó tomar el control de las concesiones de privados para destinar el líquido a uso doméstico y urbano.

“Por ser causa de utilidad pública, de interés público y un asunto de seguridad nacional, se ordena aprovechar temporalmente los derechos de agua existentes, mediante la modificación o reducción provisional de volúmenes concesionados, destinados para usos distintos del doméstico y del público urbano”, dice el decreto.

El mandatario federal dijo que, aunque los empresarios están ayudando mucho, hace falta más, por lo que su gobierno decidió intervenir.

“Ya es una cantidad considerable, pero tienen más. Han aportado como 200 litros por segundo pero tienen concesiones de 1,800 litros por segundo. El déficit es 3,000 litros por segundo, entonces se ha venido reduciendo ese déficit con todo lo que se está haciendo, pero falta más”, comentó.

López Obrador explicó que, en acuerdo con la zona citrícola, se acordó la cesión de 1,000 litros por segundo, no obstante, aclaró que aún hay un déficit de 2,000 más.

El presidente informó que pidió una revisión a los permisos entregados para la explotación de agua y reconoció que se llevó una sorpresa al saber que incluso en su administración se entregaron concesiones, lo que –agregó– él no aprobó.

“En el caso de Nuevo León pedí una revisión de la entrega de los permisos de la explotación del agua, pensando que nosotros no habíamos entregado permisos, pues ¿qué creen? Se entregaron permisos ya en el gobierno nuestro, claro, nada que ver con los gobiernos anteriores, en cuanto a volumen”, reconoció.

–¿Fue en la administración de Blanca Jiménez?, se le preguntó al presidente.

–Sí y en otras, respondió el mandatario federal sobre los permisos.

En abril de 2021, Blanca Jiménez dejó el cargo como directora de Conagua por «asuntos personales» y posteriormente fue nombrada embajadora de México en Francia.

López Obrador dijo que su gobierno no entregará más concesiones a actividades que requieran de grandes cantidades de agua.

“En algunos casos, por ejemplo la minería, todo aquello que implique, por eso no hemos autorizado lo del fracking, como en otras partes, por el uso excesivo de agua, eso no se toma en cuenta pero no hemos permitido la perforación de pozos petroleros, extracción de gas mediante fracking. No hemos dado ninguna concesión minera desde que estamos en el gobierno porque abusaron, entregaron el 60% del territorio nacional, ni Porfirio Diaz se atrevió a tanto”, consideró.

Este lunes, Adán Augusto López, secretario de Gobernación, estará en Nuevo León para dar seguimiento a la crisis de agua.

‘Comprometidos por el agua de Nuevo León’ también contará con la participación del secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González; el titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán Martínez Santoyo, y el gobernador en la entidad, Samuel García Sepúlveda.

También se pidió ayuda a empresarios para que el Acueducto El Cuchillo pueda ser construido en ocho meses. Para esta obra, que permitirá el suministro de 5,000 litros por segundo, se requerirá una inversión de 15,700 millones de pesos, los cuales serán aportados por el gobierno estatal (4,710 mdp), por autoridades municipales (3,140 mdp) y por Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (7,850 mdp).