Local

Apoya Monterrey emprendimiento de mujeres regias con Mercadita Artesanal

Con la finalidad de fomentar su autonomía económica además de promover el consumo local, artesanas y emprendedoras de Monterrey, a través del Instituto Municipal de las Mujeres Regias, ofertaron sus productos hoy en la quinta edición de Mercadita Artesanal.

Con estos espacios, el Gobierno de Monterrey, busca facilitarles a las participantes un lugar seguro para potenciar sus proyectos comerciales e intercambiar conocimientos, y con esto darles un impulso en el sector económico en favor de su autonomía personal.

Tamales oaxaqueños, raspados tradicionales, cestos, canastos tejidos en palma, ropa típica mexicana, artesanías, ropa “antigua” que pasa por procesos que la modifican para lograr darle una segunda vida de diseños locales y macetas intervenidas, son sólo algunos de los artículos que se ofrecieron en la Plaza Zaragoza.

“La Mercadita Artesanal es un proyecto para que las mujeres artesanas y emprendedoras tengan un espacio seguro donde ofertar los productos que ellas elaboran.

“También tiene como objetivo impulsar la participación de las mujeres en la economía local, así como preservar la cultura regional y tradiciones ancestrales que las mujeres artesanas emplean en la elaboración de algunos de sus productos”, explicó Deisy Hernández Moreno, directora del Instituto Municipal de las Mujeres Regias.

Desde su primera edición, el proyecto cuenta con la participación de colectivas y organizaciones como Mercado la Luz, Red Intercultural de Apoyo e Inclusión de las Personas Indígenas en Nuevo León A.C., Zihuame Mochilla A.C. Zihuakali Casa de Las Mujeres Indígenas, A.C. y Kimakul.

Esta edición fueron 14 emprendedoras nuevas para alcanzar las 46 participantes.

La convocatoria fue abierta por primera vez a la participación de emprendedoras y artesanas independientes, dinámica que permanecerá activa para futuras Mercaditas.  

Con el apoyo de la Dirección de Cultura de Monterrey, la Plaza se transformó en un punto de reunión para las familias con la presentación de números musicales o de danza. En esta ocasión, amenizaron la tarde el Ballet Folklórico de la Ciudad de Monterrey y Drum Dance, un proyecto de danza africana a cargo de Isis Olmos.