Internacional

Matan al presunto líder de una banda de macacos que ha herido a más de 50 personas en Japón

El macaco japonés o macaco de cara roja (Macaca fuscata) está considerado uno de los monos más inteligentes y bien adaptados del planeta. Presenta conductas sociales complejas, con grupos estables y organizados (generalmente en torno a un macho alfa), que habitan de forma natural en buena parte de los bosques y montañas de las islas japonesas.

Algunos grupos de estos primates cercopitecos viven en áreas pobladas por humanos donde, por lo general, muestran conductas pacíficas e incluso son venerados.

En las últimas décadas, no obstante, la falta de depredadores naturales y la facilidad de alimentación en zonas humanizadas y cultivos han provocado un aumento de las poblaciones de macacos en algunas zonas, llegando a convertirse en plaga.

Agresividad sorprendente

En la ciudad de Yamaguchi, en el extremo oeste de la isla de Honshü (en la zona sur de Japón), un grupo de macacos ha sorprendido a vecinos, autoridades y etólogos al mostrar una conducta inusualmente agresiva para esta especie. 

Por causas que todavía no han podido ser aclaradas, varios de estos catarrinos han atacado y herido en las últimas semanas a más de 50 personas, varias de ellas menores de edad en una escuela municipal.

Los técnicos locales de agricultura y fauna recuerdan que Yamaguchi está rodeada de montañas y es frecuente observar a macacos en sus inmediaciones pero aseguran que nunca se habían producido incidentes violentos tan consecutivos.

Por el momento, las heridas han sido leves (rasguños y mordeduras) pero han obligado a las autoridades a poner en marcha un sistema de vigilancia, incluyendo trampas y armas dotadas de tranquilizantes para animales. 

La semana pasada uno de los macacos sospechosos fue capturado y, tras varios días de estudio, los expertos decidieron su sacrificio, siguiendo el protocolo y procedimientos establecidos para estdos casos.