Agua para Nuevo León: AMLO firma decreto para abastecer por 10 años más

El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó este viernes un decreto para formalizar y reforzar las acciones de su gobierno que buscan enfrentar la crisis hídrica en Nuevo León y garantizar el abastecimiento de agua hasta por 10 años más.

“Las soluciones que nosotros estamos proponiendo y se van a llevar a cabo con apoyo del gobierno del estado y municipales nos van a permitir seguir trabajando hacia delante, vamos a poder garantizar agua ocho o 10 años hacia adelante”, adelantó el mandatario.

A través del decreto que se publicará este viernes al medio día, se faculta a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para que junto con el organismo estatal de agua potable y el gobierno estatal, garanticen el acceso al agua potable de calidad en 18 municipios de la Zona Metropolitana de Monterrey y con esto beneficiar a los habitantes dentro y fuera de la región.

El decreto además contiene cuatro acciones a mediano y corto plazo que versan sobre el financiamiento del acueducto El Cuchillo II, la construcción de la presa La Libertad, acuerdos con la zona citrícola y el suministro de carros tanque con agua.

Las nuevas medidas buscan atender el déficit de líquido que existe en la zona, y del cual solo ha podido cubrirse la mitad. Según explicó el mandatario federal, de los tres mil litros por segundo que hacen falta solo se ha logrado abastecer con mil 500 litros por segundo a partir de las acciones aplicadas previamente, como son la reparación de pozos y el apoyo de las industrias.

Esta situación calificada como “crítica” se planea resolver a mediano plazo con la construcción del acueducto El Cuchillo II cuya construcción finalizará en año y medio aproximadamente y permitirá disponer de cinco mil litros de agua por segundo.

“Con este acueducto vamos a tener cinco mil litros por segundo más lo que aporte la presa Libertad, entonces con esto se enfrenta el problema y se puede pensar en el mediano y largo plazo”, expuso el mandatario y advirtió que la situación no se resolverá pronto.

“Yo diría que se ha avanzado pero sigue habiendo escasez de agua y va a llevar más tiempo todavía, aun cuando ya empezó a llover”.

Ante la emergencia de sequía que enfrenta no solo Nuevo León sino tres cuartas partes del país, Obrador señaló que el agua es un bien que ya no debe ser comercializado ni acaparado por la industria.

“Se está haciendo conciencia de que ya no es posible seguir disponiendo de agua para propósitos industriales, comerciales porque se tiene que cuidar el agua tiene que haber planeación”, comentó.