Local

Promueve UANL verano científico

La investigación científica y desarrollo tecnológico son actividades sustantivas que impulsa la Universidad Autónoma de Nuevo León para atender las problemáticas sociales, económicas, ambientales y de salud, a nivel nacional y global.

Aunado a la generación del conocimiento e innovación, la UANL fomenta el talento de jóvenes universitarios involucrándolos en proyectos reales, bajo el acompañamiento de profesores miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

El Rector Santos Guzmán López informó que este año participan en el Programa Verano de la Investigación Científica y Tecnológica (Provericyt) aproximadamente mil estudiantes de bachillerato y licenciatura, junto a más de 500 científicos, en diversos laboratorios, centros de investigación e institutos de la UANL.

“En esta edición 2022 el Provericyt ha acercado a 950 alumnos de escuelas preparatorias y facultad, con alguno de los 520 profesores-investigadores que participan en el programa realizado durante el mes de julio”, precisó el Rector de la UANL.

LA INVESTIGACIÓN, UNA FORMA DE VIDA

Aprender del método científico de la investigación es una alternativa profesional interesante y hasta una forma de encarar la vida. Esto considera el Director de Investigación de la UANL, Guillermo Elizondo Riojas, al presentar a la XXIV generación del Provericyt.

“Va a haber ocasiones en que tú dices: ‘no tengo mucha idea de qué es, pero quiero saber qué es la investigación y utilizar mi tiempo este mes en esa parte’. Por eso hay todas las áreas de conocimiento”, expresó el Titular de Investigación.

En su opinión, hay estudiantes quienes han reflexionado qué parte del conocimiento -que adquieren en sus aulas o laboratorios- un científico lo creó. Es responsabilidad de la Universidad también ofertar ese conocimiento a los estudiantes.

“La investigación es algo que te va a servir a ti como persona siempre. Es una forma de ser, es una forma de actuar. Es algo que te va a ayudar a ser sistemático, a utilizar el método científico, a decidir basado en evidencia lo que tú vas a ser”, explicó el Director de Investigación de la UANL, Guillermo Elizondo Riojas.

Y continuó, “para todas las cosas de tu vida: comprar una casa, decidir a dónde ir a estudiar, el trabajo que vas a tomar. En fin, muchas cosas tienen que ver con esa estructura mental que adquieres durante la investigación”, advirtió.

VIVEN UN VERANO CIENTÍFICO

Alejandro Ibarra López es un joven científico que desarrolla diversas líneas de investigación como biotecnología vegetal, cultivo de tejidos vegetales, micropropagación vegetal, y embriogénesis somática.

Desde hace cuatro años se desarrolla en la docencia, actividad que le permite compartir conocimientos y gusto por la investigación con sus estudiantes en la Facultad de Agronomía de la UANL.

Para el doctor en Ciencias Agrícolas, este 2022 es su primer año en el Provericyt. Junto a la alumna Emilia Torres trabajan en el área de cultivo de tejidos vegetales enfocados en especies ornamentales, como violeta africana, orquídeas y lisianthus.

“Por tanto, se realizaron diferentes actividades como el establecimiento in vitro de las especies, incluyendo el proceso de desinfección de material vegetal y posterior siembra en un medio de cultivo definido. Asimismo, la aclimatación de orquídeas que teníamos in vitro para colocarlas en sustrato”, explicó Ibarra López.

Como parte del verano, agregó, realizaron actividades diversas como la preparación de medios de cultivo, técnicas de esterilización y asépticas, y se dio capacitación del uso de campana de flujo laminar.

“También tuvimos una visita a la extensión de la Facultad de Agronomía Unidad Marín, donde se enseñó a los estudiantes a la preparación de sustratos, recolecta de semillas de especies cactáceas y posterior siembra. Esta semana se trabajará con el establecimiento in vitro de nopal verdura, y el subcultivo de diferentes cultivares de papa.

“Para nosotros es un gusto enseñar a los estudiantes sobre lo que hemos trabajado a lo largo de nuestra experiencia, y siempre es satisfactorio que el estudiante se vaya contento y pueda aplicar ese conocimiento después en su vida profesional”, puntualizó Alejandro Ibarra.

Para Emilia Torres el Provericyt ha sido una experiencia muy grata, ya que ha podido adquirir conocimientos del cultivo in vitro de tejidos vegetales, los cuales piensa expandir e utilizar más adelante.

“El año pasado también participé, me agradó mucho y quise participar nuevamente para poder acudir presencialmente al laboratorio, también para complementar algo de mi carrera”, expresó la alumna del tercer semestre de Ingeniería en Biotecnología.