Cultura

México acusa de apropiación cultural a SHEIN por vender blusas y huipiles con diseños «idénticos» a los de comunidades mayas

El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Cultura, ha enviado una carta a SHEIN, la empresa de moda china, donde solicitan una explicación por la «apropiación cultural indebida» de blusas o huipiles cortos con diseños endémicos de las comunidades mayas de Yucatán, Campeche y Quintana Roo, y que se venden en la plataforma.

El documento firmado por Alejandra Frausto, secretaria de Cultura, es motivado por una pieza que se oferta en este sitio, mismo que utiliza elementos culturales mayas y se pide «justificar los fundamentos para privatizar una propiedad colectiva que usa elementos culturales de origen documentado y la forma en que su uso retribuye a las comunidades creadoras».

En la carta también se señala que al ser un producto que se fabrica de forma masiva e industrial, pone en desventaja al trabajo artesanal, pues afecta la economía de los portadores y creadores originarios.

Estos diseños se han transmitido de generación en generación, por lo que son producto de una creatividad colectiva que corresponde al pueblo maya

Secretaría de Cultura

La «copia» hecha por SHEIN

En la denuncia se habla específicamente de un producto de la marca YucaChulas de nombre “Top Ribete en abanico con estampado floral”, un producto que la empresa realizó en 2017, del que SHEIN cuenta con una versión que es distinta únicamente en las orillas del cuello, mangas y remates en los arcos y que tiene un precio aproximadamente cuatro veces menor.

Además la Secretaría apunta que estos productos son parte de la identidad del pueblo maya, además de que funcionan como una alternativa económica para su sustento diario.

También requieren horas de trabajo por el nivel de precisión para los trazos y lograr la combinación de colores en los diseños, representando además del entorno y la naturaleza su cosmovisión, que forma parte de su identidad como pueblo y cultura.

Por lo pronto la Secretaría invita a desarrollar un trabajo respetuoso con las comunidades indígenas en un marco ético que no atente contra la identidad y economía de los pueblos. También solicitan que se permita un comercio justo que coloque en igualdad tanto a creadores indígenas, empresarios y hasta diseñadores.

Las apropiaciones con el paso de los años

Esta no es la primera vez que se reporta un caso así, el año pasado se enviaron cartas por el mismo motivo a Zara, Anthropologie y Patowl, con la intención de que explicaran sus razones para apropiarse de la propiedad.

Por su parte a inicios de 2021, Oaxaca aseguró que algo similar estaba sucediendo con una prenda de la marca Zimmermann, donde se usaban elementos iconográficos mazatecos en prendas que alcanzaban hasta los 17 mil pesos.