Nacional

Vuelo a Monterrey fue interrumpido de emergencia para atender a pasajero que sufrió una crisis nerviosa

El vuelo 4081 de Viva Aerobús, que salió a las 7:14 horas desde el Aeropuerto Internacional General Abelardo L. Rodríguez, en la ciudad de Tijuana, Baja California y se dirigía a Monterrey, Nuevo León, tuvo que interrumpir su ruta de emergencia para brindar atención médica a una persona que sufrió una crisis nerviosa.

Según lo reportado este 18 de julio por la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), el pasajero de aproximadamente 40 años de edad se encerró en uno de los baños de la aeronave y, como consecuencia del ataque que experimentó, se infligió diversas heridas.

Por esta razón, la tripulación del vuelo 4081, con matrícula XA – VXA, decidió aterrizar de emergencia en el Aeropuerto Internacional de la ciudad de Hermosillo, Sonora, para brindar el apoyo necesario al individuo. El aterrizaje ocurrió alrededor de las 8:30 horas, una hora antes de lo que se tenía previsto para su llegada a Monterrey.

Después del descenso forzoso, la persona pudo ser trasladada a un hospital, en donde actualmente se le otorga la atención médica debida.

El resto de pasajeros del vuelo 4081 tuvieron que abordar otra aeronave proporcionada por la aerolínea para reanudar su viaje con destino al Aeropuerto Internacional General Mariano Escobedo, en la capital de Nuevo León.

Adicionalmente, la comandancia a cargo de la AFAC notificó los hechos a la Guardia Nacional, así como al Ministerio Público correspondiente, para deslindar responsabilidades.

Hasta el momento, Viva Aerobús no ha emitido ningún comunicado respecto a lo ocurrido.

En el pasado mes de mayo, otro de los vuelos de la aerolínea sufrió complicaciones pocos minutos después de haber iniciado su trayecto, ya que una turbina explotó cuando el avión se dirigía a la Ciudad de México, proveniente de la ciudad de Villahermosa, Tabasco.

Se trató del vuelo 1281, el cual salió de las 10:00 de la mañana; tras lo ocurrido se activó el protocolo de emergencia en el Aeropuerto Internacional Carlos Rovirosa Pérez.

Según se reportó en aquel entonces, la explosión ocurrió como consecuencia de que un ave se introdujera en la turbina del avión minutos después de la hora de despegar, lo cual provocó el incidente. El avión pudo regresar a la pista de aterrizaje sin ningún otro percance.

Personal del aeropuerto y bomberos de Protección Civil lograron sofocar el incendio. Asimismo, los pasajeros tuvieron que descender del avión para esperar otro vuelo con el fin de trasladarse a la capital del país.

El estallido generó pánico entre las personas que abordaban la aeronave. En este sentido, Protección Civil de Tabasco comunicó que el personal de bomberos se encontraba en el lugar para atender cualquier eventualidad, informó acerca de dos mujeres con crisis nerviosa tras el incidente.

En respuesta a tales hechos, la aerolínea emitió el siguiente comunicado:

“De acuerdo con los protocolos establecidos para este tipo de situaciones, que suelen ser habituales dentro de la operación aérea, Viva Aerobus procedió a regresar la aeronave al Aeropuerto Internacional de Villahermosa garantizando, en todo momento, la seguridad de los pasajeros y de los miembros de la tripulación”, explicó.

Según la compañía, “el evento fue controlado exitosamente por los equipos de seguridad aeroportuarios, quienes, junto con la tripulación de Viva Aerobus, resguardaron el bienestar de todos los pasajeros”.

Para apoyar a los usuarios del vuelo 1281, se decidió enviar a Villahermosa otra aeronave proveniente de Monterrey.