Pone en marcha Monterrey programa de “Movilidad Barrial”

Con la puesta en marcha este martes del Programa de “Movilidad Barrial” en Monterrey, el Gobierno de la ciudad, a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano Sostenible (Seduso), busca reducir el número de accidentes viales en la zona centro y concientizar a los automovilistas de conducir con responsabilidad.

De acuerdo al Plan Municipal de Desarrollo, uno de los ejes de la Administración es conformar una ciudad sostenible y en paz, para lo cual es necesaria mayor cultura vial y de prevención, y en el marco del Acuerdo Verde por Monterrey, se incluye el tema de movilidad segura, por eso la importancia de las acciones en este rubro.

La titular de la Seduso, Laura Ballesteros Mancilla, acudió al cruce de Padre Mier y Aldama en la zona de la Purísima, para arrancar el programa que consiste en colocar señalización vial y vertical para modificar las preferencias de paso, protegiendo la vida de peatones, ciclistas, motociclistas y conductores.

“Las muertes viales aquí y en cualquier ciudad del mundo son muertes prevenibles, y para prevenir estas muertes es fundamental generar un sistema integral de movilidad y de seguridad vial, es decir, un modelo que nos permita trabajar varios frentes al mismo tiempo para poder salvar vidas”

“Intervienen cuatro áreas importantes del gabinete de ciudad sostenible: Servicios Públicos; Secretaría de Infraestructura, Seduso y la Dirección de Tránsito, para generar un nuevo modelo e infraestructura de movilidad” explicó la Secretaria.

Según estadísticas oficiales, el año pasado se registraron 389 percances viales en ese sector, entre Hidalgo y Washington y Pino Suárez y Venustiano Carranza.

De estos, el 28 por ciento fueron siniestros de crucero, donde la principal causa es no hacer alto total o pasarse la luz roja.

Con Movilidad Barrial se busca equilibrar la preferencia de paso en las cuatro esquinas, mediante la obligatoriedad de parar cada dos cuadras y con ello evitar que los automovilistas recorran tramos largos sin hacer un alto, lo que a su vez, impediría que eleven su velocidad.

Se pretende realizar 15 cambios de preferencia y modernizar 60 señales de alto en la zona, pero se incluye atender 90 intersecciones con marcas en el pavimento con pintura termoplástica, señalización vertical, colocación de reductores de velocidad, ampliación de banquetas con pintura, y otros dispositivos.

“Esto se conecta con el proyecto de banquetas que anunciamos hace un par de meses con el Alcalde en todo Padre Mier; trabajamos con la iniciativa privada dentro del Acuerdo Verde para realizar un corredor en todo Padre Mier hasta el Obispado, y se conjunta con otras acciones de movilidad, son piezas de rompecabezas que se van armando” explicó la funcionaria.

En la zona de la Purísima se invertirá 1.5 millones de pesos y al terminar en un plazo aproximado de un mes, se llevará el programa a otros polígonos.

Esta acción, forma parte del trabajo en este rubro que se anunció al principio de la Administración y que empezó con el establecimiento del Sistema Integral de Movilidad y Seguridad Vial para una coordinación interinstitucional; luego se arrancó el programa de Cruces Seguros para intervenir con obra pública los 50 más peligrosos, de los cuales los primeros 20 están por concluirse.

Se incluye también el proyecto “Bifurcaciones seguras” para señalizar de forma adecuada este tipo de vialidades y prevenir accidentes y hoy se puso en marcha la Movilidad Barrial, que incluye intervenciones sin obra civil.

Todas estas obras, dijo Laura Ballesteros, servirán para agilizar los 3.3 millones de viajes que se hacen en la ciudad y beneficiarán de forma directa a 180 mil personas.