‘Caldo’ de británicos: Temperatura en Metro de Londres supera los 37 grados centígrados

Los pocos viajeros que desafían el calor del Metro de Londres tienen que soportar temperaturas consideradas demasiado altas para transportar ganado de manera segura, lo que muestra las condiciones brutalesque se extienden por Europa y afectan todo, desde el transporte hasta la producción de alimentos y energía.

Reino Unido activó esta semana su primera alerta roja por calor extremo. Los expertos pronostican que la temperatura en Londres podrían alcanzar un récord de 40 grados centígrados esta semana.

El calor es tan sofocante, que algunos trenes del Metro de Londres alcanzaron los 37 grados centígrados, una temperatura máxima para el transporte de ganado como vacas, cerdos y cabras, según las regulaciones del Reino Unido.

Esta situación provocó que más personas trabajaran desde casa y así evitar desplazamientos, mismos que mostraron una caída del 18 por ciento en los distritos comerciales cerca de las oficinas en Londres, según los datos de seguimiento minorista de Springboard.

Los viajes en metro cayeron casi al mismo nivel que el lunes pasado, según Transport for London.

Alrededor de un tercio de los servicios ferroviarios británicos no funcionarán, y los que lo hagan enfrentarán restricciones debido al calor, dijo el portavoz de Network Rail, Kevin Groves. Eso significa que un viaje de Londres a York tomaría cuatro horas y media, más del doble de lo normal.

La línea principal de la costa este de Londres a Edimburgo estará cerrada este martes entre el mediodía y las 20 horas, porque la línea no puede soportar temperaturas superiores a los 38 grados centígrados debido a los cimientos de madera y al diseño de la década de 1980 del equipo aéreo.

La Royal Air Force detuvo los vuelos en su base aérea más grande debido a que la pista “se derritió”,  informó Sky News.