Aceder a todo el contenido deportivo en streaming cuesta más de 1,000 pesos

Eduardo Suárez lamenta que en los últimos meses el acceso a contenidos deportivos, especialmente los de futbol, sea cada vez más complicado y caro. Hace dos años, recuerda, todavía era posible ver los partidos de la Liga MX en la televisión abierta y por cable, incluso algunos de la Champions League, pero ahora hay que lidiar con el pago de suscripciones e incluso buscar qué plataforma o canal de televisión va a transmitir cierto partido.

“Ver deportes ahora es caro y no estoy dispuesto a pagar las suscripciones de diferentes plataformas, prefiero enterarme por Twitter o en Google e incluso si hay un partido muy importante prefiero ir a un bar para verlo”, asegura.

Así como Suárez, diversos usuarios a través de redes sociales como Tiwtter han expresado su molestia por los cambios de transmisión de partidos por la llegada de nuevas plataformas de streaming que requieren de una suscripción para acceder a partidos de la Liga MX o para disfrutar de la Formula 1.

Fox Sports en su paquete Premium, Star+, Paramount, HBO Max y próximamente Vix+ tienen en su portafolio contenidos deportivos que incluyen las ligas como Fórmula 1, Liga MX, Liga MX Femenil, Champions Legue, CONCACAF Liga de Campeones, ligas de béisbol, basketball, entre otros.

Contratar todas las aplicaciones anteriores supone un gasto que asciende a 676 pesos, esto sin contemplar el insumo más importante: internet que al integrarlo a la ecuación, la cantidad llega a los 1,025 pesos. Esto si se toma en cuenta un paquete de conectividad básico de 349 pesos.

Para las compañías de televisión de paga ha resultado complicado mantener los derechos de transmisión de ciertos contenidos deportivos en su parrilla programática. En abril de este año Dish fue la primera empresa cablera en tener que sacar de su programación los canales de Fox Sports. De acuerdo con la compañía, los usuarios de la cablera tendrían que pagar hasta 50% más en su suscripción para acceder a los contenidos deportivos.

Radamés Camargo, analista de la consultora The Ciu, comenta que la actual «guerra del streaming» es clara en la obtención de licencias de transmisión de contenidos deportivos, cuyo segmento en México es de los más vistos y buscados a la hora de adquirir algún paquete de entretenimiento.

Esta situación, menciona el experto, sólo está provocando que se generen barreras para que los usuarios accedan a estos programas que van desde el presupuesto y disponibilidad de recursos tecnológicos de anchos de banda.

“Son muchos jugadores que están apostando por hacerse de las licencias para transmitir estos derechos a través de plataformas de streaming. Ahora vemos que Paramount+ va a trasmitir la liga inglesa y ViX+ va a transmitir todo el mundial”, expresa Camargo. «Son tantas plataformas que ya es difícil para el consumidor saber en dónde está disponible cada uno de estos encuentros deportivos», añade.

Contratar todos los servicios bajo demanda hoy resulta casi imposible para los consumidores en un momento de incertidumbre financiera por la creciente inflación.