Internacional

Israel suspende subasta de placas metálicas que nazis usaron para tatuar prisioneros en Auschwitz

La justicia israelí bloqueó el miércoles en Jerusalén una subasta de placas metálicas de agujas utilizadas por los nazis para tatuar a los detenidos en el campo de Auschwitz.

La subasta estaba programada para el 9 de noviembre, bajo la tutela de la casa Tzolman de Jerusalén, que agregó a su catálogo ocho de estas placas usadas para tatuar números en los detenidos del campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, en el que un millón de judíos europeos y decenas de miles de otros prisioneros fueron asesinados entre 1940 y 1945.

La casa de subastas describió estas placas originales como “los objetos más impactantes del holocausto”, lo cual provocó indignación en Israel.

Un grupo de organizaciones israelíes de ayuda a los sobrevivientes del Holocausto apeló al tribunal de distrito de Tel Aviv para impedir que se llevara a cabo la venta.

El miércoles, el tribunal emitió una “orden judicial temporal” que bloqueó la venta y fijó el 16 de noviembre para una “audiencia urgente” sobre el asunto.

“Estos objetos diabólicos no pueden tener dueños”, estimó el abogado del grupo David Fohrer. “Su venta es ilegal y socava la moral pública”.

Según Colette Avital, presidenta de la agrupación, el lugar de estas placas debe ser en un museo. “Estos objetos no deben venderse ni comprarse y ciertamente no deben ser propiedad privada”, dijo a la AFP. “Fueron utilizados para crímenes particularmente crueles”, para “convertir a los seres humanos en números”, agregó.

Meir Tzolman, propietario de la casa de subastas prefirió no hacer comentarios por ahora.

Yad Vashem, la institución israelí dedicada a la memoria de las víctimas del holocausto en Jerusalén, también se pronunció y dijo que esta venta era “moralmente inaceptable” y que los objetos debían ser devueltos.

Auschwitz: complejo de campos de concentración

Después de la invasión alemana a Polonia, que dio inicio a la Segunda Guerra Mundial, el ejército de Hitler construyó en 1940 el gran complejo de campos de concentración de Auschwitz, ubicado en el sur del país, en el que fueron asesinados más de 1,1 millones de personas, principalmente judíos.

El 27 de enero de este año se cumplieron 76 años de la liberación de dicho campo de exterminio nazi por el Ejército Rojo de la Unión Soviética, que llegó ese día, pero de 1945, cuando ya estaba por terminar la guerra.

La 332 división de infantería soviética llegó hasta la entrada del campo en el que aún se puede ver el famoso aviso de Arbeit Macht Frei” (el trabajo os hará libres) y liberó a los 2.819 prisioneros que aún lograban sobrevivir, tras soportar terribles condiciones inhumanas que, posteriormente, llevarían ante la justicia a muchos militares nazis en los juicios de Nuremberg.

La zona estaba compuesta por Auschwitz I (el campo original), Auschwitz II-Birkenau (campo de concentración y exterminio) y Auschwitz III-Monowitz (campo de trabajo), además de otros campos satélites, protegidos por guardias alemanes que lograron huir antes de la llegada del Ejército Rojo.

Al entrar a los campos, los soviéticos solo se encontraron con zapatos, ropa, suciedad y un olor insoportable, además de decenas de niños escondidos que gritaban “No somos judíos”, según testimonios históricos. En los libros de historia quedó consignado que el Ejército de Stalinencontró 370.000 trajes de hombre, 837.000 vestidos de mujer, 44.000 pares de zapatos y 7,7 toneladas de cabello humano, que correspondían, según calcularon en ese momento, a 140.000 personas.

*Con información de AFP.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.