Nacional Salud

No, en México no se permite la eutanasia o el suicidio asistido, pero sí el renunciar a tratamientos: así es la “voluntad anticipada”

En Colombia un evento está sacudiendo la conversación pública: Martha Sepúlveda, una mujer de 51 años con una enfermedad terminal, recibirá la eutanasia este 10 de octubre. Sepúlveda lleva años lidiando con una esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad autoinmune que hizo se le diera un pronóstico de solo tres años de vida.

Colombia aprobó la eutanasia legalmente hasta 2015, aunque la despenalizó en 1997. En México la eutanasia es un tema controvertido que ha estado en discusión en congreso varias veces ya. La última vez fue en el congreso de Ciudad de México donde hubo una propuesta para autorizarla apenas en 2020.

Pero aunque en México la eutanasia o el suicidio asistido no estén aprobados, sí lo está el abandono de tratamientos para una enfermedad terminal. Entra la Ley de Voluntad Anticipada.

“Morir con dignididad”

Mi mamá va a morir el domingo a las 7 de la mañana, y está feliz“; ese es el testimonio del hijo de Martha Sepúlveda, Fernando Redondo, que ya se cita en decenas de titulares, previo a la mañana del 10 de octubre. El tema es que, dice su hijo, ahora Martha tendrá una muerte “digna“.

Ese precisamente fue uno de los argumentos a favor para que en Ciudad de México se aprobara la Ley de Voluntad Anticipada, en enero de 2008, la cual permite a personas adelantar su deseo de no recibir tratamiento alguno en caso de tener una enfermedad terminal. El concepto de “voluntad anticipada” no está hecho en México para acortar o alargar la vida, solo para “respetar el momento natural de la muerte“, según comunicación oficial del INAPAM.

“Es importante entender que la voluntad anticipada no prolonga ni acorta la vida, respeta el momento natural de la muerte y favorece la atención y los cuidados paliativos al final de la vida, es decir, ofrecer acompañamiento al paciente sin intervención médica durante esta última etapa”.

INAPAM

La Ley de Voluntad Anticipada no está aprobada en todo el país. Los 14 estados que la han aprobado son:

  1. Ciudad de México
  2. Coahuila
  3. Aguascalientes
  4. San Luis Potosí
  5. Michoacán
  6. Hidalgo
  7. Guanajuato
  8. Guerrero
  9. Nayarit
  10. Estado de México
  11. Colima
  12. Oaxaca
  13. Yucatán
  14. Tlaxcala

En CDMX hay una pena de dos a cinco años a quien prive de la vida a otra persona, cuando esta última tenga una enfermedad terminal y haya solicitado terminar con su vida

En los estados mencionados no es requisito estar enfermo o haber padecido un accidente para firmar la voluntad anticipada. En el caso de CDMX hay dos formas de firmar una voluntad anticipada: a través de un documento hecho de propia mano, o bien, a través de un formato que puede solicitarse un formato en hospitales públicos y privados.

Cómo ejercer la voluntad anticipada en CDMX

En el primer caso se debe acudir con él ante un notario público para que adquiera validez. El firmante debe estar en pleno uso de sus facultades mentales, debe ser mayor de edad, y debe elegir a un representante; todas las personas involucradas deben presentar identificaciones oficiales. En el caso del formato obtenido en alguna institución de salud pública o privada, debe firmarse ante dos testigos y personal de salud. También debe nombrarse a un representante, presentar identificación del firmante, representante y testigos, y al final su validez se otorga con nota clínica, no por un notario.

El INAPAM tiene un sitio donde puede consultarse la legislación aplicable para cada uno de los 13 estados restantes en donde se ha aprobado la voluntad anticipada. Es importante revisar los detalles de cada estado pues en algunos solo aplica para cuando haya pronóstico de vida de cierto tiempo; tal es el caso del Estado de México que plantea que la voluntad anticipada solo se ejerce cuando haya un pronóstica de vida inferior a seis meses.

No hay que perder de vista que tanto para el caso de voluntad anticipada como en eutanasia, incluso con documento legal de por medio, un médico podría decidir abstenerse a ejecutar el deseo del paciente dado el principio de objeción de conciencia, que quiere decir esencialmente que un médico puede negarse a la práctica médica, ya sea por cuestiones éticas o religiosas.

La objeción de conciencia está contemplada en ley en México y recientemente se ha convertido en cuestión de debate en la Suprema Corte por su relación con la despenalización del aborto. En este momento el resultado de la discusión es que el derecho a la objeción de conciencia debe regularse para no ser ilimitado y estar por encima de cualquier otro derecho. De momento no queda claro cuál será el resultado final al momento de delimitar el derecho de objeción de conciencia en relación con la voluntad anticipada.

Aunque México se ha visto inmerso en discusiones periódicas sobre la eutanasia, está lejos de que haya una propuesta integral a nivel federal. En todo el mundo ocho países permiten la eutanasia: Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Canadá, Nueva Zelanda, España y Colombia.

Actualización : La eutanasia programada para Martha Sepúlveda ha sido cancelada por el centro médico responsable, debido a la reconsideración sobre si su enfermedad es terminal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .