Deportes

Novak Djokovic estaba tan abrumado durante su derrota en la final del US Open que comenzó a llorar mientras aún jugaba

Novak Djokovic estaba tan abrumado por la emoción durante su derrota en la final del US Open ante Daniil Medvedev este domingo que lloró mientras jugaba.

El serbio, que aspiraba a ganar su cuarto major del año, fue derrotado por Medvedev con un marcador de 6-4, 6-4, 6-4. Este es el primer título Grand Slam del tenista ruso.

Si Djokovic hubiera ganado, se habría convertido en el primer jugador varonil desde Rod Laver en 1969 en ganar los el Australian OpenRoland GarrosWimbledon y el US Open en un solo año.

También habría ganado su torneo Grand Slam número 21, rompiendo un récord histórico en el tenis varonil y dejando atrás la marca que comparte con Roger Federer y Rafael Nadal.

Después de mantener su servicio para llevar el marcador a 5-4 a favor de su rival en el set final, la multitud en el Arthur Ashe Stadium comenzó a corear su apodo, “Nole, Nole, Nole”.

El atleta de 34 años no pudo contener sus emociones ante la avalancha de apoyo, golpeándose el pecho y llorando en su toalla mientras esperaba el cambio.

Cuando regresó a la cancha para el último servicio de Medvedev, Djokovic permaneció visiblemente molesto, con los ojos enrojecidos y llenos de lágrimas.

“Hablamos sobre la energía emocional y creo que todo se derramó”, dijo Tim Henman, comentarista de Amazon Prime Video.

“Este partido ha sido bastante duro. No es fácil jugar con lágrimas en los ojos”.

Medvedev luego sirvió para la victoria, lo que llevó a Djokovic a romper en llanto durante su entrevista en la cancha.

“Sentí algo que nunca sentí en mi vida aquí en Nueva York”, explicó.

“La multitud me hizo sentir muy especial. Me sorprendieron gratamente. No esperaba nada, pero la cantidad de apoyo, energía y amor que recibí de la multitud fue algo que recordaré para siempre”, continuó.

“Esa es la razón por la que lloré en el cambio. La emoción, la energía era tan fuerte. Es tan fuerte como ganar 21 Grand Slams. Así es como me sentí, honestamente. Me sentí muy, muy especial. Me tocaron el corazón, honestamente”, añadió.

También dijo que el amor que recibió de la multitud lo convirtió, incluso después de perder, en el “hombre más feliz del mundo”.

“Esta noche, aunque no he ganado el partido, mi corazón está lleno de alegría y soy el hombre más feliz del mundo porque ustedes me hicieron sentir muy especial en la cancha”, dijo.

“Ustedes tocaron mi alma”, finalizó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .