Internacional Politica

¿Qué está pasando en Afganistán? Talibanes resurgen tras 20 años en las sombras

Los líderes talibanes marcharon hacia Kabul este domingo, preparándose para tomar el control total de Afganistán dos décadas después de que fueran destituidos por el ejército estadounidense, quien inició una guerra por el ataque a las torres gemelas del 11 de septiembre de 2001.

El grupo militante aseguró que ha ocupado el palacio presidencial y planea declarar pronto un nuevo “Emirato islámico de Afganistán”. Horas antes, el presidente respaldado por Estados Unidos, Ashraf Ghani, huyó del país. La red Al Jazeera transmitió imágenes en vivo de combatientes armados talibanes deambulando por el palacio presidencial y posando en los escritorios.

Ghani declaró en su página de Facebook que abandonó Afganistán para evitar más derramamiento de sangre. “Para evitar la inundación sangrante, pensé que era mejor salir”, indicó, según una traducción automática de sus comentarios.

Abdullah Abdullah, jefe del Consejo Superior para la Reconciliación Nacional, confirmó la salida de Ghani en Facebook. Los medios locales informaron que se dirigía al vecino Tayikistán junto con algunos colaboradores cercanos.

Hamid Karzai, presidente afgano de 2004 a 2014, dijo el domingo que él, Abdullah y otros formarían un consejo de coordinación para gestionar una transferencia pacífica del poder. El mecanismo de tal traspaso no estaba claro dada la ocupación de las principales ciudades por los talibanes y el colapso del gobierno.

La ‘venganza’ de los talibanes

Los talibanes arrasaron Afganistán en cuestión de semanas, tomando por sorpresa a los líderes mundiales al entrar en un vacío creado por la salida de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN que trabajaban contra la fecha límite del 31 de agosto impuesta por el presidente estadounidense Joe Biden para poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos.

En muchos casos, los militantes encontraron poca o ninguna resistencia por parte del ejército afgano entrenado en Estados Unidos. Los centros provinciales clave cercanos a Kabul y en los rincones más remotos de la nación cayeron en rápida sucesión.

Varios helicópteros militares estadounidenses llegaron este domingo a la embajada de Estados Unidos para transportar pasajeros La bandera estadounidense fue retirada de la embajada, informó Associated Press. Los afganos hicieron fila para pedir dinero en efectivo y muchos se dirigieron al aeropuerto, desesperados por reservar un vuelo fuera del país.

“Estamos reubicando a los hombres y mujeres de nuestra embajada a una ubicación en el aeropuerto”, informó el secretario de Estado Antony Blinken en ABC. “Es por eso que el presidente envió una serie de fuerzas para asegurarse de que, a medida que continuamos reduciendo nuestra presencia diplomática, lo hagamos de manera segura y ordenada”.

El embajador interino de Estados Unidos se encontraba entre los evacuados al aeropuerto, detalló AP. La embajada de Estados Unidos dijo en su sitio web que el aeropuerto estaba siendo incendiado y recomendó a los ciudadanos estadounidenses que se refugiaran en el lugar.

“Esto no es Vietman”, dijo EU

Para muchos, las imágenes de helicópteros sobre Kabul eran un recuerdo de la salida estadounidense de Saigón en 1975, al final de la guerra de Vietnam.

Blinken rechazó esa analogía. “Esto no es Saigón. Fuimos a Afganistán hace 20 años, con una misión, y esa misión era tratar con las personas que nos atacaron el 11 de septiembre, y lo hemos logrado“, aseguró para CNN.

Tras ser informados por el gabinete de Joe Biden, algunos miembros del Congreso se mostraron furiosos por el caos que ha provocado poner fin a una campaña que ha costado alrededor de dos mil 400 vidas estadounidenses y cerca de un billón de dólares.

“Este desastre, la catástrofe que estamos viendo desarrollarse en este momento en Afganistán, no tenía por qué suceder”, dijo la representante republicana Liz Cheney de Wyoming, cuyo padre, el entonces vicepresidente Dick Cheney, fue uno de los arquitectos del 2001 Invasión estadounidense de Afganistán.

Al informar a los legisladores, el secretario de Defensa Lloyd Austin defendió las acciones de la administración. Los talibanes planeaban atacar a las tropas estadounidenses si se hubieran quedado más allá de la fecha límite anunciada.

Los combatientes talibanes llegaron a las afueras de Kabul el domingo temprano después de una ofensiva de tres semanas. Solo un día antes, se estimaba que se habían apoderado de aproximadamente la mitad de las capitales provinciales de Afganistán.

El grupo militante ahora controla todos los cruces fronterizos de Afganistán, señaló AP, dejando el aeropuerto de Kabul como la única salida del país.

Los talibanes han tratado de asegurar al país y al mundo que actuará responsablemente mientras se prepara para retomar el poder, tras el rápido colapso del ejército afgano.

“No seré otro presidente que siga con esta guerra”, asegura Joe Biden

El presidente Biden impulsó el sábado el despliegue de tropas estadounidenses en un intento por garantizar una ‘reducción ordenada y segura’. La autorización agrega alrededor de mil efectivos estadounidenses al despliegue de tres mil infantes de marina y soldados anunciado esta semana y mil soldados ya en el aeropuerto y la embajada, según un funcionario de defensa.

Asimismo, el demócrata volvió a defender su decisión de retirar las tropas de Afganistán después de 20 años.

“Fui el cuarto presidente en presidir una presencia de tropas estadounidenses en Afganistán: dos republicanos, dos demócratas. No pasaría, y no pasaré, esta guerra a otra administración”, señaló.

Temen por un ‘caos’ tras avances de talibanes

Miles de afganos huyeron a Kabul ante el avance de los talibanes cuando la crisis amenazaba con extenderse más allá de las fronteras del país y enviar oleadas de refugiados a lugares tan lejanos como Europa.

La gente también acudió en masa al Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de Kabul, con la esperanza de tomar un vuelo. “Esperamos ser evacuados, espero que salgamos en unos días”, dijo Emir Sayit, un ingeniero civil turco, vía telefónica.

Por su parte, Rusia aprovechó la caótica situación para criticar a Estados Unidos. “El mundo está mirando con horror los resultados del último experimento histórico de Washington”, dijo la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, en una publicación de Telegram el domingo. Rusia anunció que no planea evacuar su embajada en Kabul, y Tass citó a un portavoz talibán diciendo que el grupo tiene buenas relaciones con Moscú.

El presidente Biden ha enfrentado crecientes críticas de grupos de derechos humanos y algunos miembros de su propio partido, a medida que surgen informes de que los talibanes ya están trayendo un retorno a los ataques contra mujeres y otros abusos que recuerdan a su gobierno anterior. Las publicaciones en las redes sociales del domingo mostraban imágenes de mujeres pintadas en los edificios de Kabul, aparentemente antes del regreso de los talibanes.

“Observamos con total conmoción cómo los talibanes toman el control de Afganistán”, sentenció en Twitter Malala Yousafzi, una activista paquistaní y la ganadora más joven del Premio Nobel de la Paz.

El sábado por la noche, los talibanes emitieron una extensa declaración en la que negaban los informes de que habían matado a prisioneros y obligado a los aldeanos a entregar a sus hijas para casarse con soldados talibanes. En el comunicado, el grupo exclamó que respetaría la propiedad pública, reasignaría a burócratas y oficiales militares y brindaría amnistía a cualquiera que ‘ayudara a los invasores’.

El mundo toma medidas ante el retorno de los talibanes

  • Las tropas afganas se rindieron la base aérea de Bagram, al norte de Kabul, que Estados Unidos entregó a Afganistán el mes pasado después de casi 20 años, informó AP.
  • El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, convocó una reunión de emergencia de funcionarios de alto nivel, conocida como el comité Cobra, y advirtió que no se puede permitir que Afganistán se convierta en un “caldo de cultivo para el terror”.
  • El presidente de Turquía advirtió sobre una avalancha de migración que probablemente provenga de quienes huyen de Afganistán.
  • El vecino Irán dijo el domingo que dará refugio temporal a los afganos.
  • Suecia se unió al Reino Unido, Alemania, Canadá, Italia, Australia y otros países para anunciar planes para sacar a los diplomáticos, y en algunos casos al personal de apoyo local, fuera de Afganistán

Las mujeres temen por sus derechos

Tras 20 años de ir a las escuelas, de trabajar en diferentes empleos y de participar en la política del país, las mujeres de Afganistán temen que el regreso de los talibanes las pueda despojar de sus derechos y de ‘todo’ lo conseguido durante la intervención de Estados Unidos en el país asiático.

Según testimonios recogidos por AP, las mujeres tienen miedo de que el retorno de los talibanes pueda traer de vuelta al oscurantismo que las prohibió de sus derechos humanos y las mantuvo alejadas de la vida laboral durante varios años.

La agencia de la ONU para los refugiados dice que casi 250 mil afganos han huido de sus hogares desde finales de mayo en medio de temores de que los talibanes vuelvan a imponer su estricta y despiadada interpretación del Islam, eliminando casi por completo los derechos de las mujeres. El ochenta por ciento de los desplazados son mujeres y niños.

El grupo fundamentalista gobernó el país durante cinco años hasta la invasión liderada por Estados Unidos en 2001. Durante ese tiempo, prohibió a las niñas una educación y a las mujeres el derecho a trabajar, y se negó incluso a dejarlas viajar fuera de sus hogares sin un pariente masculino que las acompañara. Los talibanes también llevaron a cabo ejecuciones públicas, cortaron las manos de ladrones y apedrearon a mujeres acusadas de adulterio.

EU alerta sobre posibles atentados terroristas de talibanes

Los principales jefes militares de Estados Unidos advirtieron que el país podría enfrentar un aumento de las amenazas terroristas de un Afganistán controlado por los talibanes. Esa advertencia se produce cuando las agencias de inteligencia encargadas de anticipar esas amenazas enfrentan nuevas preguntas después de que el ejército afgano respaldado por Estados Unidos se derrumbó con una velocidad sorprendente.

En junio, los principales líderes del Pentágono dijeron que un grupo extremista como al-Qaida podría regenerarse en Afganistán y representar una amenaza para la patria estadounidense dentro de los dos años posteriores a la retirada del ejército estadounidense del país. Dos décadas después de que Estados Unidos invadiera Afganistán porque los talibanes albergaban a líderes de al-Qaida, los expertos dicen que los talibanes y al-Qaida siguen alineados, y otros grupos violentos también podrían encontrar refugio bajo el nuevo régimen.

Sobre la base de la evolución de la situación, los funcionarios ahora creen que los grupos terroristas como al-Qaida pueden crecer mucho más rápido de lo esperado, según la persona, que tenía conocimiento directo de la sesión informativa, pero no estaba autorizada a discutir los detalles de la llamada pública y públicamente.

Los funcionarios de la administración Biden en la llamada con los senadores, entre ellos Milley, el secretario de Estado Antony Blinken y el secretario de Defensa Lloyd Austin, dijeron que las agencias de inteligencia estadounidenses están trabajando para formar una nueva línea de tiempo basada en la evolución de las amenazas, dijo la persona familiarizada con el asunto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .