La vacuna de AstraZeneca y Oxford contra COVID-19 que se fabricará en México, puede que enfrente algunos trompicones en los próximos días. En Alemania, el grupo asesor a cargo de vigilar los expedientes y analizar la posible eficacia de vacunas acaba de recomendar no utilizar la vacuna en cuestión en personas mayores de 65 años por “no haber suficiente datos disponibles” para verificar la eficacia.

Lo que sucede es que las pruebas de la fase tres de las vacunas tuvieron relativamente pocos adultos mayores de esa edad. Apenas el 8% de los pacientes incluidos en las pruebas son pacientes de más de 64 años. De cualquier forma, AstraZeneca asegura que el estudio completo sí respalda el caso de que la vacuna en cuestión logra eficacia del más del 90% para todas las edades.

En Alemania todavía no se toma una decisión sobre cómo será usada la vacuna de AstraZeneca y Oxford, pero se espera que este viernes o el próximo lunes tengan una postura oficial. La recomendación hecha desde el Robert Koch Institute no es vinculante, así que el gobierno alemán podría decidir en favor de la vacuna de AstraZeneca y aplicar la vacuna a pacientes de todas las edades.

No tener suficientes datos no es igual a que no haya eficacia

Que la eficacia de la vacuna en adultos mayores esté siendo cuestionada por investigadores no equivale a que esté siendo negada. El cuestionamiento está más bien en si de las aplicaciones pueden tenerse conclusiones definitivas toda vez que por cada 92 voluntarios entre 18 y 64 años hubo solo 8 mayores de 65. En sus primeros análisis publicados en The Lancet también hay duda sobre si los resultados obtenidos pueden considerarse como definitivos en torno a la eficacia vista en adultos mayores dado que la muestra es bastante menor comparado con los adultos de entre 18 y 64 años.

La eficacia de la vacuna en grupos de mayor edad no pudo ser juzgada, pero será determinada, si se tiene datos suficientes, en un futuro análisis después de que se hayan acumulado más casos

Estudio publicado en The Lancet el 9 de enero

Con todo y la aclaración en el estudio, Pascal Riot, CEO de AstraZeneca, dijo recientemente en una declaración retomada por Irish Times que se tiene suficiente información para respaldar que los grupos de adultos mayores sí generan respuesta inmune a la vacuna. Clarificó además que la decisión de no incluir a igual número de adultos mayores que del resto de los grupos poblaciones fue deliberada, y se debió a que los investigadores de Oxford se resistieron a hacer pruebas en las personas mayores de 65 años hasta que hubiera suficientes datos del grupo entre 18 y 64 años.

La decisión hizo que al término del estudio se aplicarán menos dosis a adultos mayores.

Con todo y que la muestra es menor, el jefe de inmunización de salud pública en Inglaterra ha dicho que sí hay datos suficientes para asegurar que hay respuesta inmune. “Hubo muy pocos casos en personas mayores en los ensayos de AstraZeneca para observar niveles precisos de protección en este grupo, pero los datos sobre las respuestas inmunes fueron muy tranquilizadores” dijo en una declaración retomada por BBC. El propio primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha dicho que las autoridades de salud sí creen que es efectiva para todos los grupos de edad.

La recomendación en Alemania de no utilizar la vacuna en mayores de 65 años llega luego de una polémica que inició por un malentendido de la prensa, en donde se aseguró que la vacuna solo tenía una eficacia del 8% en mayores de 65 años. La declaración de la prensa fue falsa, y se trató a una confusión con que solo el 8% de los voluntarios eran mayores de 65% años. La cifra del 8% en los resultados publicados en The Lancet jamás se refiere a nivel de eficacia.Reino Unido fue el primer país en aprobar la vacuna de AstraZeneca en diciembre pasado

El gobierno alemán será el que tenga la última palabra en lo que puede convertirse un precedente importante para otras regiones del mundo. En México la vacuna de AstraZeneca comenzará a distribuirse como parte del plan nacional de vacunación en el mes de marzo; el compuesto activo ya está en el país.