Para eliminar focos de infección en la vía pública, el Gobierno de Guadalupe retiró 108 mil llantas abandonadas, durante los últimos dos años.

Con el trabajo permanente del personal de la Secretaría de Servicios Públicos, se han eliminado criaderos de mosquitos transmisores de enfermedades.

La indicación de la Alcaldesa Cristina Díaz es trabajar por la salud de las familias de Guadalupe, intensificando esta labor a partir de los meses de mayor precipitación, para prevenir que la acumulación de agua genere la proliferación de larvas.

Esto se suma, al trabajo que se lleva a cabo a través del programa “Mira que Linda es Guadalupe”, que incluye la descacharrización y fumigación, con el cual se mejora el entorno en las colonias.

En sus recorridos por los sectores, la Presidenta Municipal reitera el llamado a los vecinos para que eviten dejar abandonadas llantas en la vía pública o en lotes baldíos.

La salud, es responsabilidad de cada persona por lo cual se insiste en la colaboración de los ciudadanos y no generar focos de infección dejando llantas en sitios públicos, que además afean calles y avenidas.

Si bien pueden considerarse desperdicio, las llantas pueden reutilizarse para elaborar artículos de adorno, como lo hizo el personal de la Planta de Transferencia de Simeprode, ubicada en la colonia Jardines de Guadalupe.

Con creatividad e ingenio, convirtieron llantas viejas en pinos y adornos navideños, que adornaron el lugar en esta temporada.

En tanto, el Gobierno de Guadalupe continuará con los trabajos para recoger llantas en calles, incluso en arroyos de la ciudad.