Un grupo de hombres se disfrazaron de Santa Claus o mejor conocido en ese país como “Father Frosts” descendieron por las paredes de un hospital infantil para alegrar el día a cientos de niños en Moscú.

Los hombres que portaban trajes rojos y barbas blancas, similares a los de Santa, descendieron por las paredes del hospital para que niñas y niños pudieran saludarlos.

Esta iniciativa se disfruta año con año en el hospital de Morozovskaya de Moscú para animar a los jóvenes que se encuentran internados allí durante la temporada decembrina.

Además del tradicional “Father Frosts”, otros personajes tradicionales del Año Nuevo ruso, similares a Santa Claus alegran a los internos.

Algunos niños, así como sus padres, reían y tomaban fotografías mientras personajes festivos, vestidos con abrigos rojos y con largas barbas, bajaban usando cuerdas y saludaban a través de las ventanas. 

El “aterrizaje del Padre Frost” es una tradición anual del hospital Morozovskaya de Moscú. Pero este año no solo el aterrizaje, sino todas las demás festividades también se llevaron a cabo al aire libre debido a la pandemia de coronavirus, dijo el departamento de salud de la ciudad.