La relación entre la tecnología y los niños siempre ha sido cuestionable. Si bien es cierto que no podemos alejar a los más pequeños de esta realidad, sí es necesario que los padres de familia esté al tanto del consumo responsable de sus hijos.

Hace unos meses, un caso dio la vuelta la vuelta al mundo, ya que un niño gastó casi medio millón en Twitch sin el consentimiento de sus padres. Después, Internet se conmocionó con la noticia de un niño que gastó 16 mil dólares (300 mil pesos mexicanos aproximadamente) en un juego móvil a través de su iPad.

Ante la situación, la madre del pequeño explicó que Apple debería reembolsar el dinero, ya que calificó a ese tipo de juegos como «depredadores». La compañía señaló que eso sería imposible, ya que no se presentó ninguna queja en 60 días posteriores a la compra.

Apple niega el reembolso

«Me horroriza que esto sea posible en estos juegos y que los dispositivos de Apple no estén preestablecidos para evitarlo. Mi hijo está jugando con dibujos animados. ¿Por qué el dinero sería real para él? ¿Qué adulto gastaría 100 dólares en moneda de oro virtuales?», cuestionó la madre del niño.

Lo cierto es que, de acuerdo con las políticas empresariales, Apple tiene razón al no devolver el dinero a la madre víctima de una transferencia no deseada; sin embargo, es sencillo que los menores caigan en este tipo de acciones, por lo que los controles parentales deberían ser más estrictos.

Si tienes niños pequeños, verifica siempre lo que estén consumiendo en Internet para evitar este tipo de movimientos que podrían tomarte por sorpresa.