La Secretaría de Salud de Nuevo León informó que a partir de este fin de semana volverán a cerrar diversos establecimientos debido al incremento en los contagios de COVID-19 en la entidad.

En la rueda de prensa diaria sobre la actualización de la pandemia, Manuel de la O, titular de la Secretaría, detalló tras una reunión con el gobernador, que se tomaron decisiones más contundentes ante la subida de indicadores a color rojo, principalmente las hospitalizaciones

Roberto Russildi, Secretario de Economía y Trabajo de Nuevo León, expresó que no se trata de perjudicar a los empresarios.

Agregó que los establecimientos permanecerán abiertos de lunes a viernes, de 5:00 a 22 horas.

Los cierres estarán desde los primeros minutos del 5 de diciembre hasta las 5:00 horas del 21 de diciembre.

Algunas actividades que no podrán abrir: 

Lo que sí puede abrir: 

Farmacia, tiendas de conveniencia y abarrotes (con restricciones), estaciones de combustible, servicios de seguridad privada, funerarias, bancos y centros médicos.