Al continuar con la política de austeridad, el Gobierno de Guadalupe sumó el consentimiento de los coordinadores de las dependencias para aportar un 10 por ciento de su sueldo bruto.

Desde el inicio de la crisis sanitaria por el Covid-19, se aplicó un plan de austeridad, generando ahorros voluntarios en sueldos, iniciando con la disminución del 25% en el salario de la Alcaldesa; del 20% al Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio de Guadalupe; del 15% a Secretarios y Directores; y de un 10% a Síndicos y Regidores.

Aunado a ello, el Gobierno de Guadalupe pactó una reducción en las prestaciones de los servidores públicos sindicalizados.

Como antecedente, durante la segunda quincena de marzo, cuando inició la pandemia, todos los servidores públicos mencionados aportaron, durante dos meses, una parte de su sueldo al programa alimentario “Proteger tu familia, compromiso de todos”.

A finales de agosto, el Gobierno de Guadalupe estableció plan municipal de austeridad, aplicando medidas en combustibles, electricidad y en la cancelación de arrendamientos.

El Gobierno de Guadalupe reitera el compromiso solidario ante la situación económica y financiera por la que atraviesa el país.