La congregación de Brooklyn (Nueva York, EE.UU.) que este 19 de octubre planeaba realizar una boda por el rito judío jasídico a la que asistirían al menos 10.000 invitados anunció que al enlace solo acudirán “familiares cercanos”.

Miembros de la congregación Yetev Lev D’Satmar declararon que la boda se planeó con “las regulaciones sobre el covid-19 en mente” y que los contrayentes y sus allegados seguirían “las directrices apropiadas”.

Los organizadores cambiaron sus planes después de que las autoridades de la ciudad y el estado de Nueva York les ordenaran cancelar o posponer ese evento si no contaban con un máximo de 50 asistentes, informó la cadena CBSN.

La consejera especial y asesora principal del gobernador de Nueva York, Beth Garvey, adelantó que esa celebración violaría la prohibición de celebrar reuniones multitudinarias, a pesar de que no tendría lugar en una zona naranja o roja por la alta transmisión del coronavirus.

Al respecto, el secretario de la sinagoga donde la boda tendría lugar, Chaim Jacobowitz, aseguró que “los ataques injustificados a este evento, originados por quienes desacreditan a la comunidad, están desvinculados de los hechos”.

De acuerdo a los reportes de la Universidad Johns Hopkins, EE.UU. aún es el país con mayor número de contagios registrados con el coronavirus, 8.154.936, mientras que el número de defunciones asociadas al covid-19 asciende a 219.674 personas, de las cuales 33.357 se encontraban en el estado de Nueva York.