El empresario mexicano Ricardo Salinas Pliego informó a través de las redes sociales que contrajo coronavirus (COVID-19).

En un mensaje que compartió en su cuenta oficial de Twitter, el cual acompañó con una imagen de su resultado clínico, el fundador y director general de Grupo Salinas aseguró que no tiene miedo al diagnóstico.

“Como siempre lo dije… nos tiene que dar a todos y vamos a estar bien”, se lee en el mensaje.

Salinas Pliego ha utilizado sus redes sociales en los últimos meses para publicar una serie de mensajes sobre la pandemia del COVID-19, además de reiterar su postura en contra del confinamiento provocado por el “maldito virus”.

El empresario mexicano explicó que el COVID-19 no va a desaparecer, porque lo que tenemos que aprender a coexistir con él. “Somos millones de personas las que queremos seguir con nuestras actividades, eligiendo con libertad lo que nos conviene y aceptando el riesgo natural de vicir en un entorno incierto”, escribió.

A esto, agregó que respetaba la decisión de aquellas personas que se quedaron en casa para evitar la propagación del virus, pero también exigió que se respete a las que ejercieron su derecho a salir.

“Al aislarte, tú tienes la tranquilidad de no pescar el virus, pero, ¿por qué insistes en obligar a los demás a hacer lo mismo que tú? ¿Qué ganas forzando a los demás a actuar como tú lo haces?”, cuestionó Salinas Pliego.

Estas declaraciones, y su forma de enfrentar la contingencia sanitaria en sus empresas Elektra y Banco Azteca, convirtieron al empresario en el blanco de críticas, ya que las operaciones en sus sucursales no cesaron a pesar de que algunos negocios fueron considerados no esenciales por las autoridades gubernamentales, lo que los obligaba a permanecer cerrados.

Alejandro Valenzuela, director general de Banco Azteca, aseguró en una entrevista a Expansión que la decisión de mantener las operaciones se tomó para mantener el modelo de negocio que tiene, el cual está enfocado en la economía popular.

“Somos el principal pagador de programas sociales del gobierno del presidente López Obrador, y eso ha implicado que nosotros podamos llegar a muchos rincones del país (…)Desde que este banco inició, en 2002, hemos operado de 9 de la mañana a 9 de la noche los 365 días del año. Nunca hemos cerrado”, detalló.