Timothy Ray Brown, la primera persona del mundo curada de VIH, falleció este martes a los 54 años. También conocido como “el paciente de Berlín”, Brown murió en Estados Unidos a causa del cáncer.

“Con gran tristeza anuncio que Timothy falleció a las 15:19 esta tarde del 29 de septiembre, rodeado por sus amigos y por mí, después de una batalla de cinco meses contra la leucemia“, informó su pareja en Facebook. “Tim dedicó el trabajo de su vida a contar la historia de su cura ante el VIH y se convirtió en un embajador de la esperanza”.

El estadounidense Timothy Ray Brown fue diagnosticado con VIH en 1995, cuando vivía en Berlín, Alemania. Años más tarde, en 2007 y 2008, Brown recibió un transplante de médula ósea como parte de un tratamiento con células madre hematopoyéticas: esto tuvo como consecuencia la desaparición de los síntomas de la inmunodeficiencia, pues el donador tenía una rara mutación del ADN llamada CCR5.

A partir de entonces, Brown se consideró la primera persona curada del VIH. No necesitó volver a tomar los medicamentos antivirales y se mantuvo libre del virus durante el resto de su vida.

En los últimos meses, como dio a conocer su pareja Tim Hoeffgen, Brown se encontraba hospitalizado por la leucemia mieloide aguda que se le diagnosticó desde 2007 y por la que se le realizó el transplante de médula ósea.

A principios de este año se conoció la historia de la segunda persona en el mundo curada de VIH: Adam Castillejo de 40 años, también conocido como “el paciente de Londres“. Castillejo recibió un tratamiento similar al de Brown, a través de un transplante de células madre por el que lleva más de 30 meses sin necesidad de medicamentos antirretrovirales.