A menos de un mes del escándalo por el tigre visto en Polanco, en Ciudad de México, Profepa encontró un tigre al interior de un domicilio, sin que los dueños hayan podido acreditar su manejo adecuado.

Luego del tuit viralizado que denunciaba la presencia de un tigre de bengala en plaza Antara, en CDMX, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente hizo visita al domicilio que presuntamente tendría al tigre. La Profepa no encontró al animal, aunque dijo que sí había estado en el domicilio.

Dos semanas después de la visita, ahora la Profepa atendió un reporte de un cachorro de tigre de bengala en el Estado de México, en específico en el municipio de** Naucalpan de Juárez**. El ejemplar es hembra y tiene aproximadamente dos meses de edad.

El dueño sí presentó una nota de remisión para acreditar la procedencia legal del ejemplar, pero la Profepa dice que el documento no cumple con los requisitos de validez. Además, los ejemplares silvestres que se mantienen como mascota deben tener un plan de manejo propuesto por quien adquiere el ejemplar y aprobado por la SEMARNAT. El dueño no presentó dicho plan y tampoco tuvo constancia en el Padrón como Colección Privada de especímenes de vida silvestre.

La Profepa informa que se aseguró al ejemplar, pero no dice si tiene relación alguna con el tigre de bengala de Polanco. A decir de la Profepa, el ejemplar será enviado a un zoológico en Ciudad de México para que se le dé la atención necesaria.