Por si 2020 necesitará más recordatorios de que estamos a punto de extinguirnos a nosotros mismos, ahora el Metronome, la famosa instalación de arte de Manhattan, se convirtió en un reloj climático que cuenta el tiempo que tenemos para salvar a nuestro planeta.

El llamado ClimateClock muestra dos números en su sitio oficial. El primero, en rojo, hace una cuenta regresiva del tiempo que tomará quemar el llamado presupuesto de carbono de la humanidad; es decir, la cantidad acumulativa de emisiones de CO2 permitidas antes de alcanzar un calentamiento global de 1.5 °C por encima de los niveles preindustriales. Este es el tiempo que se muestra en el Metronome.

Mantener al calentamiento global por debajo de 1.5º C puede ayudar a evitar algunos de los peores impactos del cambio climático.

El segundo número, que está en verde, monitorea el porcentaje de la energía que actualmente se suministra al mundo mediante recursos renovables. El equipo detrás del ClimateClock se refiere a este número como el «salvavidas» para la humanidad. “En pocas palabras, necesitamos llevar nuestra línea de vida al 100% antes de que nuestra fecha límite llegue a 0”, dice el equipo en su sitio oficial.

Al momento de escribir esta nota, el reloj marca siete años, 99 días y 13 horas antes de que se cumpla la «fecha límite» del reloj.

El Reloj Climático fue creado por el diseñador y artista Gan Golan y el artista y activista climático Andrew Boyd. “Sentimos que un desafío monumental como [el cambio climático] necesitaba algo de escala monumental: un monumento”, dijo Golan a Fast Company.

«Queríamos algo que atrajera la atención del público sobre el clima a diario, así que es algo que no podemos ignorar», agregó Boyd.