Luego de que en redes sociales se viralizaran unas fotos donde se ve a una mujer paseando a un cachorro de tigre por Plaza Antara, en la Ciudad de México, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) acudió a inspeccionar, sin que se hallara a este ejemplar de la vida salvaje.

Mediante un comunicado, la Profepa señaló que personal de esta dependencia se presentó en Plaza Antara, ubicada en Polanco, y en un conjunto habitacional donde también se reportó la presencia del cachorro de tigre de bengala; esto tras una denuncia ciudadana y la viralización de las fotos donde se puede ver que una mujer llevaba al pequeño animal con una sudadera y una correa, paseando.

Según la Profepa, durante la diligencia no se encontró al ejemplar de tigre, pero se recabó información que confirma que en ese conjunto habitacional habían tenido un ejemplar de este felino, y que había sido movido el 5 de septiembre pasado.

“Es importante destacar que no es posible que los ejemplares de vida silvestre se utilicen como mascotas o animales de compañía, pues esto, además de no estar autorizado legalmente, puede constituir un riesgo para la integridad física de las personas”.

Señala la Profepa en un comunicado que fue publicado en su página web oficial.

De acuerdo con la Ley General de Vida Silvestre, para poder tener en posesión un ejemplar como el tigre de bengala, es necesario mantenerlo en estricto confinamiento y acreditar su legal procedencia, lo cual es necesario que sea registrado dentro de una colección que forme parte de un registro y que se cuente con un plan de manejo aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Finalmente la Profepa anunció que dará seguimiento al caso de este pequeño tigre que fue paseado en Plaza Antara, y corroborará toda la documentación y evidencia obtenida para informar de manera oportuna a la ciudadanía.