La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos ha dado luz verde a la flota de drones Prime Air de Amazon. Eso significa que Amazon ahora puede empezar a probar entregas aéreas con drones. La distopía comercial está un paso más cerca de hacerse realidad.

Dicho esto, solo porque Amazon haya obtenido la aprobación de la FAA, no significa que mañana un dron de Amazon empiece a entregar comida para gatos. a domicilio. Significa que Amazon ha obtenido un Certificado de transportista aéreo Parte 135, que según la web de la FAA es “el único camino para que los pequeños drones transporten la propiedad de otro más allá de la línea visual a cambio de una compensación”.

Para obtener la certificación Parte 135, Amazon tuvo que presentar pruebas de que sus drones podían entregar paquetes de forma segura y hacer una demostración de sus planes a la FAA. Eso incluyó entrega de manuales, protocolos de operación, capacitación y mantenimiento. En total, Amazon dice que ha desarrollado y validado más de 500 procesos de seguridad y eficiencia para su certificación, y que su objetivo es realizar entregas en 30 minutos o menos desde el momento en que un cliente realiza un pedido.

“Esta certificación es un importante paso adelante para Prime Air e indica que la FAA tiene confianza en los procedimientos operativos y de seguridad de Amazon para un servicio de entrega autónomo con drones que algún día entregará paquetes a nuestros clientes en todo el mundo”, dijo David Carbon, vicepresidente de Amazon Prime Air, en un comunicado. “Continuaremos desarrollando y refinando nuestra tecnología para integrar completamente los drones de entrega en el espacio aéreo, y trabajaremos en estrecha colaboración con la FAA y otros reguladores de todo el mundo para hacer realidad nuestra visión de entregar en 30 minutos”.

Amazon se negó a comentar dónde comenzará a probar estos drones, pero Bloomberg señala que ya tiene sitios de prueba en el noroeste del Pacífico y Vancouver, y que ya ha realizado pruebas en el Reino Unido.

Nada de esto es nuevo. Amazon ha estado parloteando sobre la idea de las entregas de aviones no tripulados durante años. En 2013 prometió que esto sería una realidad en cinco años… y han pasado casi siete. Ha pasado tanto tiempo que el dron que Amazon probablemente usará para las pruebas ni siquiera se parece en nada al dron que aparece en ese video conceptual de 2013. Su último dron MK27 tiene forma hexagonal, supuestamente puede transportar paquetes de menos de 2 kg, y vuela hasta 24 kilómetros.

Además de los problemas obvios, como enredarse en las líneas eléctricas y, ya sabes, lesionar personas y animales, hay otros problemas que deben resolverse antes de que el cielo se llene de los zumbidos de los drones de reparto. Para empezar, los drones tendrán que volar rutas preprogramadas sin operadores humanos, bajo diversas condiciones climáticas. Tendrán que hacerlo sin ser atacados por pájaros (imagina una lluvia sangrienta de plumas y trozos de dron) o chocar contra otros drones y otras aeronaves. Según Bloomberg, la FAA ni siquiera ha establecido estándares para las entregas aéreas autónomas y probablemente tendría que establecer regulaciones para cosas como los niveles de ruido, además de desarrollar un nuevo sistema de tráfico aéreo para drones.

Amazon no es la única empresa que ha obtenido la autorización de la FAA. Alphabet’s Wing entrega medicamentos y alimentos en Australia y Virginia . Mientras tanto, la FAA autorizó a UPS a entregar suministros médicos en Carolina del Norte con drones. Uber supuestamente también quiere entrega con drones.

Dicho esto, todas estas empresas enfrentan los mismos obstáculos que Amazon. Es probable que pasen años antes de que veamos de manera realista las entregas de drones de la forma en que cualquiera de estas empresas imagina, pero mientras tanto, deberías disfrutar de esos cielos despejados y sin drones mientras puedas.