A partir del 25 de agosto la enfermedad que causa la pandemia tiene tres nuevos síntomas: diarrea, pérdida del olfato, y pérdida del gusto. El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, lo dio a conocer en la conferencia de salud del 24 de agosto.

La idea es que los tres nuevos síntomas modifiquen los protocolos de detección de todo el país, y así se detecten oportunamente más casos sospechosos.

El propio López-Gatell reconoce que hasta el día de hoy, había personas que acudían a consulta, pero que no calificaban como casos sospechosos al no contar con síntomas clásicos como fiebre. “La definición era bastante estricta” dice el funcionario.

Para incrementar el hallazgo de casos sospechosos, y desde luego positivos, ahora será necesario solo uno de los síntomas para que se sospeche de COVID. Por supuesto los números se verán modificados a partir de ahora, pues como consecuencia directa el universo de sospechosos incrementará radicalmente y, por ende, también los localizados.

Producirá un efecto artificial de aparente incremento en el número de casos en la medida en que se detectarán más oportunamente los casos, luego se estabilizará” dijo Hugo López-Gatell.Volume 90%