El Puente de la Torre de Londres, la famosa estructura articulada que cruza el Támesis, se quedó bloqueado en posición elevada este sábado tras haber dejado pasar un barco, lo que provocó grandes atascos.

El puente fue cerrado a la circulación durante varias horas durante la tarde y la noche porque tuvo “problemas técnicos”, explicó la empresa que lo gestiona a través de suTwitter.

La policía de Londres, por su parte, dio cuenta del incidente a través de sus canales de comunicación: “El Puente de la Torre está actualmente cerrado al tráfico pero abierto a los peatones. Los mecánicos están trabajando para arreglarlo. Por favor, busquen rutas alternativas.”

Efectivamente, el puente fue reabierto a los peatones una hora después, pero los vehículos tuvieron que esperar varias horas antes de poder utilizarlo de nuevo.

Medios británicos, por su parte, informaron que el incidente mecánico había causado “caos” en el centro de la ciudad. En efecto, peatones, ciclistas y automovilistas esperaron al menos una hora de ambos lados del Río Támesis.

Fotografías en las redes sociales mostraban los dos brazos del puente en diferentes ángulos, varios testigos dijeron que no habían bajado al mismo tiempo, según el Evening Standard.

“He estado aquí atrapado por casi una hora.. #TowerBridge”, escribió un usuario de Twitter. Otro comentó: “¡Si, definitivamente se ha trabado el Puente dela Torre! ¡Uno de los lados comenzó a bajar, pero el otro no lo hizo!”.

Un testigo le dijo a la Agencia PA: “De acuerdo con las radios de los hombres de seguridad que escuchamos, hubieron varias fallas en simultáneo”.

La cuenta que monitorea el tráfico de Londres tuiteó un video de largas colas en los alrededores, después de pedir que se evite la zona.

Construido entre 1886 y 1894, el “Tower Bridge” se levanta unas 800 veces al año para permitir la navegación por el río Támesis.

El puente conecta el distrito financiero de Square Mile con Southwark. En 2005, en un incidente similar, fue cerrado durante 10 horas por la policía después de que un problema técnico impidiera bajar los brazos.