El último Blockbuster del mundo, ubicado en Oregon, intentará seguir un nuevo modelo de negocio por un breve periodo de tiempo. Y es que la sucursal llegó a un acuerdo con Airbnb para convertirse en una propiedad de alquiler en septiembre. Así pues, algunos tendrán la oportunidad de pasar una noche en el emblemático lugar, el cual ha sido adaptado para que los anfitriones puedan disfrutar de todo el catálogo de películas y videojuegos disponible en la tienda.

Durante los últimos meses, nos hemos perdido las visitas regulares de amigos, vecinos y turistas de todo el mundo. Por lo tanto, abriremos nuestra tienda a tres grupos de invitados del condado de Deschutes en cuarentena para una noche de cine socialmente distanciada.

Cabe mencionar que Sandi Harding, dueña del último Blockbuster, solo permitirá que la sucursal se convierta en un Airbnb por tres días —del 18 al 20 de septiembre—. Además, existen varias limitantes. La primera de ellas es que los interesados deben vivir en Deschutes. La segunda: solo será posible rentar una noche. Prometen que el lugar será una “oda” a la magia que en algún momento tuvo la marca, pues nadie negar que la compañía fue una referente del sector antes de la llegada del streaming.

Quizá pienses que el precio del alquiler será bastante alto debido al breve periodo de disponibilidad, pero no. Solamente será necesario pagar 4 dólares (3,4 euros o 90 pesos mexicanos) por la experiencia. El “problema” es que seguramente serán cientos de personas las que estarán interesadas en pasar la noche en el último Blockbuster del planeta. Sandi señala que aceptó esta propuesta como agradecimiento a la comunidad de Deschutes por su apoyo para mantener viva la sucursal.

Tú mismo podrás observar que el Blockbuster fue decorado especialmente para recibir a las personas. La dueña se enfocó en presentar una ambientación nostálgica de la década de los noventa, la época dorada de la empresa. De hecho, los huéspedes encontrarán un reproductor VHS de Sony y un televisor antiguo. Asimismo, tendrán pizza, refrescos, dulces y palomitas gratis durante su estancia. Desde luego, también recibirán un paquete con cubrebocas y toallitas desinfectantes, porque no hay que olvidar que seguimos atravesando una pandemia.

Ya sea que desees quedarte despierto hasta el amanecer o desmayarte en el sofá, hemos creado el espacio perfecto con un sofá cama, pufs y almohadas para que te sientas cómodo con los “nuevos lanzamientos” de los años 90. Y recuerda, ¡la tienda es toda tuya por la noche!