A prácticamente un mes de que se realice la rifa alusiva al avión presidencial, el director de la Lotería Nacional, Ernesto Prieto, informó que los cachitos del Gran Sorteo número 235 que no sean vendidos, serán donados al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) para que en caso de que algún boleto salga ganador, sea institución la beneficiada con uno o varios premios de 20 millones de pesos.

“Puede ser el Insabi, o el que nos indique el sector salud. Queremos que quede claro que para todo esto necesitamos el apoyo de la gente, queremos que vayan a la Lotería nacional, a los expendios y billeteros”, planteó el encargado de la organización del sorteo.

Ernesto Prieto informó que hasta el 11 de agosto se han vendido 2 millones 24,000 cachitos de la rifa alusiva al avión presidencial, que representan el 33% de los seis millones de boletos que se emitieron.

A casi cinco semanas de que se realice la rifa aún faltan por venderse dos terceras partes de los boletos, por lo que el gobierno propone que aquellos que no se vendan, sean donados a una institución de salud.

El dinero que se recaude por la venta de los boletos de la lotería, será destinado al sector salud.

El presidente Andrés Manuel López Obrador convocó a los mexicanos a adquirir un boleto y así ayudar a equipar a hospitales de país.

“Llamar a todos los mexicanos, pedirles que nos ayuden comprando un cachito para que se puedan reunir los recursos que se van a destinar a equipos médicos, a mejorar la situación de los hospitales. Es comprar un boleto, ayudar y también poder contar con la suerte para sacar uno de los premios”, planteó.

A principios de este 2020, el presidente López Obrador propuso rifar el avión presidencial “José María Morelos y Pavón”, sin embargo, debido a la polémica que generó el costo de estacionamiento y mantenimiento de la aeronave para el ganador, propuso que el premio sería de 2,000 millones de pesos, repartido en 100 ganadores.

Para la rifa 235, se emitieron seis millones de cachitos con un valor de 500 pesos cada uno. El presidente acordó con 75 empresarios del país, la adquisición de 1,500 millones de pesos, es decir, la compra de tres millones de boletos.