Voltear al cielo en una noche clara y sin contaminación lumínica siempre será una delicia, pero lo será todavía más durante los próximos días. La lluvia de Perseidas es un fenómeno natural por el que desde la Tierra son visibles estrellas fugaces que atraviesan la atmósfera a más de 200 kilómetros por hora.

Es un fenómeno que ocurre cada año y apto para cualquiera: no se necesitan ni binoculares, ni telescopio, ni ningún instrumento especial. Lo mejor: este 11 y 12 de agosto será el punto de visibilidad máxima de la lluvia de meteoros, y eso, incluye a México.

El regalo del cometa 109/Swift-Tuttle

En realidad es el planeta el que se sume en la estela de polvo del cometa 109/Swift-Tuttle. Son las esquirlas del cometa las que se incrustan en la atmósfera del planeta, y por su ignición nosotros los percibimos por su destello de luz. En realidad cada año comienzan a verse rumbo al final del mes de julio, teniendo su máxima visibilidad hacia mediados de agosto

Este año no será la excepción: para México la máxima visibilidad del fenómeno será en las noche del 11 al 13 de agosto. Lo ideal es esperar hasta bien avanzada la noche y, como siempre en este tipo de fenómenos, los cielos despejados y espacios sin contaminación lumínica son los ideales. Sí, eso incluye a la Luna.

Lo ideal es esperar hasta bien avanzada la noche y alejarse de contaminación lumínica. Si vives en una zona que no es urbana, la experiencia será mejor

Por fortuna sabemos exactamente dónde buscar. La lluvia de Perseidas recibe ese nombre porque se les puede localizar en la constelación de Perseo; los iniciados en la observación astronómica no tendrán problemas, pero para el resto de los mortales la indicación es bastante sencilla de seguir: lo ideal es voltear hacia el norte. Entre más noche mejor, pues pasadas las 11PM, tiempo del centro de México, la constelación de Perseidas se levanta entre el norte y el noreste.

Ubicarla es muy fácil: ubica primero el norte con ayuda de una brújula (bien puede ser la del celular), y luego rota 40 grados aproximadamente a la derecha. La experiencia mejorará entre más avance la noche, pues los meteoros aparecerán cada vez más arriba.

En la siguiente captura de la app Star Walk 2, se ve que la cabeza de Perseo se asomará sobre el horizonte a las 12 de la noche de este 12 de agosto.

De cualquier manera, hay un sinfín de aplicaciones que facilitan observar el cielo, localizando constelaciones, estrellas, cometas, planetas… básicamente todo astro que sabemos dónde está. Algunas apps incluso utilizan realidad aumentada para facilitar la ubicación del objeto.

Si alguien le comenta que en breve podrán verse las lágrimas de San Lorenzo en todo México, no está de más saber que se trata exactamente del mismo fenómeno. Ese es un nombre coloquial para las Perseidas que se ha propagado a raíz del santoral de San Lorenzo, que se conmemora cada 10 de agosto, de manera fortuitamente suele empatar con la lluvia de meteoros.

En sus mejores momentos, las “lágrimas de San Lorenzo” permiten ver hasta 100 meteoros por hora.