Luego de que el Congreso de Oaxaca prohibiera la venta de alimentos chatarra a niños y adolescentes, el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, buscará emular la medida en su entidad.

El mandatario, emanado de Morena, anunció que la próxima semana enviará al Congreso del Estado una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud para prohibir la venta, distribución y promoción de productos no saludables a menores, similar a la aprobada en Oaxaca.

Una de las enseñanzas de la pandemia de Covid-19, afirmó López, es que se debe promover prácticas de nutrición saludable para la prevención de enfermedades.

“Debemos de regresar en la medida de lo posible a la alimentación tradicional y hay que iniciar con los niños para que vayan educándose”, dijo el gobernador tabasqueño, de acuerdo con un comunicado.

Añadió que la reforma apoyaría la estrategia nacional de incluir en los planes educativos de nivel básico la asignatura de Vida Saludable y que las familias en la medida de sus posibilidades económicas proporcionen a los menores alimentos nutritivos.

La reforma en Oaxaca fue celebrada por autoridades de salud del país, así como organismos internacionales, como la Unicef; sin embargo, fue criticada por organizaciones empresariales, las cuales argumentan que la medida afectará las ventas.