No hay fecha exacta para el regreso de cines en CDMX (aunque sabemos que ya hay apertura en varios estados más), pero el gobierno de la ciudad ya tiene lineamientos para su regreso. Para empezar, adiós a las familias en las salas: solo podrán ir grupos de dos personas.

El documento que ya está en el sitio de medidas sanitarias del gobierno de la ciudad es estricto en cuando a que no podrán asistir a las salas grupos de tres personas o más. Naturalmente, no se permitirá el acomodo de más de dos personas en asientos contiguos.

Pero además está el asunto de los alimentos. Aunque Cinépolis y Cinemex hicieron públicos sus planes de seguir preparando alimentos, ahora tendrán una restricción no prevista, la cual implica que el consumo dentro de la sala de cine estará prohibido. Además, los alimentos expuestos y dulces a granel no podrán venderse, ya sea para su venta dentro de salas o no.

En resumen, solo se podrá vender alimentos que no estén a la intemperie, y su consumo no podrá ser al interior de la sala.Se cancelarán las butacas necesarias para garantizar una sana distancia y un aforo del 30%.

Goggles, caretas y cubrebocas para empleados

El documento también promueve el silencio en los cines, como mecanismo para evitar la propagación de microgotas. Debe haber, como en el caso de otros establecimientos mercantiles, lineamientos de entrada y salida de los complejos; también habrá a la mano dispensadores de gel antibacterial con base de al menos 70% de alcohol.

Los trabajadores de los cines deben tener en todo momento cubrebocas, caretas y/o goggles. En el caso de los asistentes solo es obligatorio el uso de cubrebocas.

Adicionalmente habrá filtros sanitarios tanto para el personal como para asistentes, con el fin de hacer mediciones de temperatura y detectar síntomas. Todo caso sospechoso y positivo deberá informarse a las autoridades sanitarias.

Los lineamientos son tan específicos que incluso mencionan tapetes sanitizantes y el uso de jergas saturadas con hipoclorito de sodio al 0.5% para la limpieza de suelas de zapatos.

En el caso de las taquillas, no será prohibido el uso de efectivo, aunque sí se promoverá el uso de plataformas digitales para hacer transacciones.

Una ventilación con recirculación de 40%

Hay todo un apartado en torno al sistema de ventilación. Además de abrir puertas y ventanas, el sistema de ventilación solo podrá operar con recirculación de un mínimo de 40% al exterior. La idea es fomentar estrategias que tengan como priodidad los patrones de flujos de aire. Además, en el mejor de los casos, se puede contar con radiación germicida ultravioleta.

La humedad también juega un papel fundamental. Los cines deberán tener una humedad relativa al 30% en todos los espacios. El objetivo es evitar la concentración de gotas del virus. Todos los sistemas de ventilación deberán seguir funcionando durante noches y fines de semana, aunque no haya demanda de servicios.

No hay fecha concreta para el regreso de los cines. Su apertura con aforo limitado estaba previsto originalmente para el semáforo color naranja, pero ahora parece cada vez más improbable que la reapertura sea pronto dado el repunte de casos en CDMX.