Burger King parece estar cansado del entorno caótico que dejó el coronavirus a lo largo y ancho del mundo y todo indica que está buscando que este año acabe lo antes posible.

La cadena de comida rápida quiere sumarse al sentimiento que embarga a muchos de los consumidores y lanzado un a campaña en la que ha decidido adelantar la Navidad y sí, celebrarla en pleno julio.

Durante el día de hoy Burger King ha transformado todos sus canales digitales para recibir las fiestas decembrinas a pesar de que falta poco menos de seis meses para que estas fiestas estén en boca de todos.

De esta manera, las redes sociales de la marca así como su aplicación móvil han vestido con toda clase de villancicos, imágenes y demás accesorios alusivos a las festividades de diciembre, las cuales han llegado con una promoción en la que los consumidores podrán elegir dos productos de su menú para pagar sólo 5 dólares.

A esto se a sumado la decoración de algunos de sus establecimientos con todo el espíritu navideño que más de uno espera vivir ya.

Adicional, Burger King ha lanzado un spot con el que entrega una justificación a esta extraña celebración de Navidad a mitad de año.